viernes, 8 de diciembre de 2017

Noche de Ojos Maquillados

La Noche de ojos maquillados, es embustera de profesión,
No conoce corazón alzado, no entiende pañuelo de estación.
La Noche de ojos maquillados jamás cierra los ojos al besar,
Solo presta labios usados, solo susurra una canción.

Siempre anda acompañada, siempre encuentra un espacio en cada atajo de pensión.
Símbolo inocuo... De perspectiva variable.

Corazón fugaz que no pertenece a nadie.

La Noche de ojos maquillados, es embustera de profesión,
Vomita para ti toda la mentira que mastica junto con mis huesos, bautiza de cariño su capricho y jura que era verdad la gloria de entregarte la vida toda.

Pero hoy un crucigrama, un almuerzo sin sal... Un libro que no termino de leer, una tarde de cielo nublado; confirma mi posición. Aun hago la cama pensando en ella, en sus ojos maquillados. Aún tengo ganas de salir corriendo y llegar con ella, aun creo que creía en algo.
Implícito queda.

Que lo que fui, en ti queda plasmado.

No importa la careta que esconda tu rostro; Yo colecciono sonrisas, pero las lágrimas ocupan mucho espacio tras su huida anticipada al amanecer.

La Noche de ojos maquillados, es embustera de profesión,
No conoce corazón alzado, no entiende pañuelo de estación.

Materia inconclusa la Noche de ojos maquillados, pendiente que traza la línea del resto de nuestros días. Interesante, este malestar tan preservado y esta ilusión tan desilusionada, la Luna menguada tras el balcón del ayer es su residencia más gastada.

Extranjero de mi mente, de su corazón.

Extranjero de todo el mundo desde que ya no amanece en mi colchón. La Noche de ojos maquillados, es embustera de profesión,

No conoce corazón alzado,


No entiende pañuelo de estación. 

domingo, 19 de noviembre de 2017

Han caído las hojas

No seré Yo quien cuente nuestra historia, no, serán los otros muchos que Yo he sido, quienes lo hagan, en especial el que te ama y el que te odia. Tengo los ojos cerrados, pesados parpados cubren mi mirar...

¡Pero veo claramente la imagen! Soy miope, pero lo veo claramente.

Han caído las hojas; aun en contra de mi razón, mi corazón se agita...
Sin límite, sin pudor ni memoria.

Hay un poco de odio en este amor, como siempre existe miedo en la determinación de hacer lo correcto...

Cuantas realidades se han visto abatidas, para que esta realidad... Abstracta y oscura, sea la realidad nuestra. Han caído las hojas de los árboles, han menguado en su efímera vida, van dejando escondida, el rumor de tus besos querida.

Soy la sombra perenne de mis pasadas alegrías, cuando al sol del mediodía, caricias y besos jugabas a hurtadillas...
Y entre tus nubes, anida vuelos, postigo enredos de aladas fantasías, donde la caída no parecía próxima, nacían perfectas alegrías.

Cuando tengas vida que darme, dejare de morir...
Y cuando esto haya muerto en realidad, comenzare a vivir.
Siempre habrá parpadeos que nos instiguen a seguir escribiendo, así como manos precisas que cumplan esa labor clandestina.

Han caído las hojas.  Si…
Han caído las hojas; aun en contra de mi razón, mi corazón se agita...
Sin límite, sin pudor ni memoria.



No seré Yo quien cuente nuestra historia, no, serán los otros muchos que Yo he sido, quienes lo hagan, en especial el que te ama y el que te odia.

lunes, 2 de octubre de 2017

Circo y Lluvia

Yo, y mi hiperestimacion del tiempo. Así parece ser, desde la ventana del carro del circo solo veo:

La lluvia, la jodida lluvia...

La lluvia y los recuerdos, la jodida lluvia...

La lluvia y tu ausencia, la jodida lluvia...

La lluvia y mi soledad, la jodida lluvia... 

La lluvia, la jodida lluvia...

En el circo de mi barrio hay payasos que lloran, trapecistas que caen, hombres bala que mueren abatidos. Acá le llamamos "vida" a ese circo. Claro que me di cuenta. Lo note de inmediato.
Esa precognición con la que contamos los malditos, los hijos del silencio; me lo susurro al oído justo en aquel momento. Tus contestaciones cansadas, tus te quiero a medias... Tus te amo por compromiso. Claro que me di cuenta. Solo que intente engañarme.

La lluvia, la jodida lluvia...

La lluvia y los recuerdos, la jodida lluvia...

La lluvia y tu ausencia, la jodida lluvia...

La lluvia y mi soledad, la jodida lluvia... 

 La lluvia, la jodida lluvia...

Sé que estás ahí, y sé que estas sintiendo que todo está mal. Lo sé porque estoy igual, y te busco y te lo digo porque quiero estar contigo. Que te llena alguien tanto... Y que de repente, ya no está. Yo sé que se siente, que se va lo que cuidabas tanto, con amor...

Se escribe de noche. Por bohemio, por insomne, por solitario. Por perverso. Y entonces levanto el Circo, los carros y trapecios, las fieras y los payasos, las noches en la ciudad de los Sueños, fueron divertidas y provechosas como ninguna antes de, pero por decisión ajena, por sobrevivencia hoy nos mudamos al caserío más cercano y polvoriento que hay, le dicen El Pueblo del Olvido...

Hoy el circo se levanta, y me lleva, a donde todavía no sé con certeza.
Solo sé que estás ahí, detrás de tus silencios, lluvia afuera, lluvia adentro...

Da lo mismo, arpegio fugaz.




viernes, 8 de septiembre de 2017

Susurros del Autor VII (Cuentos Cortísimos)

1.
Le rogué no me dejara, eres mi todo grite, voy a cambiar le suplique, giro me vio y dijo, es imposible, se largó... El espejo quedo vació.

2.
Caminaba por la acera fumando un cigarrillo, me di cuenta entonces que la vida se había ido, pero la Muerte aun no llegaba.

3.
Yo antes era otro, otro tipo...
Uno que quería, que amaba, que respetaba y espera le pagase igual.
Yo antes era otro. Otro tipo.

4.
Así un sentido aburrido de la existencia y aún de la propia muerte.
Todos somos extranjeros en nosotros mismos y para todos los demás.

5.
Este amor escatológico que nos tenemos, esta disidencia sin amarrar.
Esta carnicería vegetariana llamada azar.

6.
En este inmenso mar, oscuro y traicionero llamado humanidad, me siento parado en un escuálido esquife llamado deseo.

7.
Si, había mil razones, pero para mí con la primera bastaba.
Me basto para amarte una sola.

8.
Esta Zona de Adyacencia entre tu olvido y mi recuerdo en mutuo conflicto interno.
 Se nos ha anquilosado el amor. 

9.
Cuando no encuentro las cosas, cuando me encuentro un obtuso desordenado, es viva prueba que viví contigo
y algo de ti dejaste...

10.
En esta mierda era, en esta época sin gloria, sin batalla ni lucha,
sin facción ni opinión,
sin letra y paradigma,
el verso quedo muerto.



martes, 15 de agosto de 2017

He Dibujado

He dibujado con palabras la estructura física de un sentimiento, la sombra abstracta de un latido, el trazo concreto de un sueño.
Y aunque mi mente, mi razón me indica lo contrario, mi corazón que late sin parar me abraza como sublime revelación a tu cintura. Muy a pesar de los oprimidos de los opresores. Ese instante cuando despierto y su respiración me arropa los miedos y entiendo que estoy seguro junto a su cuerpo, prodigio de mujer.

No le digas a mi Silencio que callé es solo la yuxtaposición de mi súplica del «quédate»

Conociendo más la vida, más te acercas a la tragedia. Y al estribillo milagroso que resulta vivirla. Hay nubes que tienen la forma provisoria de mis sueños, hay vientos que pueden destruirlos profética en escombros, entonces (también lo sé)

¿Dónde está la poesía, donde quedan las musas de mi Parnaso, quien atiende mi desconsuelo sin tu presencia?

Que no se olvide nunca, que el amor es la única puerta que existe, que es la cura, la conspiración que remedia la Muerte oscura...
Otra tarde que sus antojos endulzan mis azares...

¡Otro susurro neutral al oído que sabe a tu nombre que traza mis andares! Al temple de acero del episodio critico de mi consciencia.

Un paseo tormentoso, una epifanía incurable de sueños confusos, un amor que sabe a nubes, un beso que llena mi ser. Esto completa mi vida, he soñado con la vida, no es otra que vivir mi sueño.

Sueño que te tomo de la mano, que te llevo conmigo que nunca, nunca has estado lejos. Porque a cada lado de la orilla hay dos seres que sueñan con estar abrazados… y aunque la distancia es abismal el amor los tiene unidos.

Tengo una historia, que trata de lo nuestro, tengo la historia que fraguo un genio maestro.
He dibujado con palabras la estructura física de un sentimiento, la sombra abstracta de un latido, el trazo concreto de un sueño.



domingo, 16 de julio de 2017

De los poemas improvisados

De los poemas improvisados hay uno: Cuando en aquella madrugada entre el frío, entre sabanas tras un instante de placer, te dije «Te Amo», la vida cambio para siempre...

Todo lazo social, todo nexo empírico o planeado tiene «consecuencias» ... Y toda «consecuencia» un nuevo planteamiento.
Así es esto de vivir.
Vives hasta que mueres.
Entendí entonces cuando me dijo el frio, que el recuerdo entraría por la ventana si no la cerraba. Súbito desbarato de la noche, desgarro de tinieblas presurosas a caer... Viene la madrugada, nos descubrirá con sol, nos vera solos... Irreparable descarrilamiento fugaz de la fortuna.

Adoramos la belleza porque es fugaz, nos equiparamos a dios, pero dios no existe, somos malditos por elección y cautos por consecuencia. ¡El amor y el odio, operan de la misma manera, es su naturaleza esencial, dirigirse hacia lo ininteligible... Igual que los besos que pusiste un día en mi boca!
Hoy suena el «adiós». La vida es aquel teatro del absurdo, donde esencialmente "nada ocurre, dos veces". ¡A menos que sea tragedia latente! Y destruir, tu vida, la vida que quería para mí, es casi suicidio, es negar lo santo por lo profano.

Si, había mil razones, pero para mí con la primera bastaba. Me basto para amarte una sola. Por lo pronto, sin métrica alguna, exijo cordura, sin conseguirla se ha visto extinta en un mar, sin expiar la culpa del deseo consumado.

Me dijo el frio, que el recuerdo entraría por la ventana si no la cerraba. Y ahí empieza la película, es decir cómo habría sido la historia si se hubiera tomado el otro rumbo, aquel que entonces se descartó.
Soy historia pasada, futuro poema, presente canción, con letra de anatema... Soy sombra de desatino, castillo en el aire demolido. Soy Yo. Por amar al Amor, surgió el Odio... Al salir, me perdí. Enseguida fue demasiado tarde para retroceder.
Sartenes y platos por tirar, un horno que no volverá a cocinar... un vaso que lleva tu nombre, como lápida conmemorativa. Tenemos el mismo «problema». Eso que deseamos, aquello por lo que damos la vida. Es una mentira, un autoengaño de nuestro egoísta corazón. Que no se te oxide el amor, que no te cubran las intrigas, que la verdad no sepa a mentira, que subsista mi ser en tu corazón...
Supongo que no me resta más por decir... (Ya todo lo he confesado) a su saber; no está en mi epílogo... Hoy por hoy soy, el del prólogo.

Esperando el mensaje, la llamada, el hola o el adiós que nunca llega. Esperando a la Muerte que todos los días me sonríe. A mí. Fuerte serepindia que lleva tu nombre, sigues acá, sigo aquí, no estas, estoy contigo, estas sin mí, vivimos sin él «nos», morimos solos... Esa extraña sombra que me mira, que me acusa, que me llama, esa sombra en el espejo... En la ciudad de la eterna primavera, el frio nos robó lo primaveral, y la ausencia los amaneceres. Me dijo el frio, que el recuerdo entraría por la ventana si no la cerraba.

Si con tu cuerpo rompes mi carencia, con tu alma mi oscuridad, con tus secretos mis verdades, con tu boca mi soledad. Sin con una oportunidad, le das vida a este poema improvisado.


Cuando en aquella madrugada entre el frío, entre sabanas, tras un instante de placer, te dije «Te Amo», y la vida cambio para siempre...

lunes, 5 de junio de 2017

Susurros del Autor VI (Cuentos Cortísimos)

1.
Siempre habrá parpadeos que nos instiguen a seguir escribiendo, así como manos precisas que cumplan esa labor clandestina. Del alcohol y de amores, lo se casi todo. Del adiós, de eso no sé nada... Le susurró al oído antes de besarla.

2.
¡El que lleno mil páginas de poesía que alababa talentos y dotes que no posees! Que maquillaste de ventaja y de amor lo que fue pura conveniencia personal, hasta el último momento muy a pesar que mis lágrimas caían al suelo una y otra vez... Ese era Yo.

3.
No soy ofrenda, soy blasfemia. Por eso me mereces.


4.
Con todos los nudos que produjiste en mi garganta confeccionare una «horca» ... Colgare en ese patíbulo todos los sueños que deben morir. Le dijo a ella, la mujer que más había amado.


5.
Si todos piensan que me quiero suicidar quiere decir que he crecido como escritor; lo estoy haciendo bien... Tomo el papel y la pluma, por última vez.

6.
Pero lo inevitable era opcional, simplemente seguiste tu plan, rompiendo todo a tu paso... Haciendo inevitable la tragedia que fuera gloria.

7.
Y la nieve, enfría y endurece su ya helado corazón... Ese corazón que latía emocionado en mis manos, ahora es de hielo. Susurro el viento a la montaña.

8.
 Sonrío, no porque sea fácil. Porque es «necesario».

9.
Entonces aprendes a aprender y Ya no eres tú, si no el nuevo ser, el que sabe lo que no sabía. Y entiende. Cerró el libro tras la última página, vio reflejada su historia en aquel viejo libro.

 10.
 Hoy he visto la Luna Llena taparse el rostro asustado, para que mis Ojos Licántropos no la contemplen. Se escondió tras nubes grises como la tristeza que llevo. Pero lo brillante y luminoso no se tapa nunca.