viernes, 17 de diciembre de 2010

Frio Recuerdo ( Sopla El Viento Frio )

Supongo que es el frio, el aire gélido que sopla por todos lados, helando sin reparo cada rincón de esta habitación, helando incluso mi persona, mis ideas; o puede que sea el calendario ese indócil que me indica el paso del tiempo caduco, señalándome en números negros que es diciembre y que se acerca navidad y todas esas fechas que se arremeten contra el tiempo, contra nuestra economía, en contra de la tumultuosa y aparente calma que finaliza con otro numero que se repite.

Puede que sea la fiebre altísima que tuve y mis pensamientos divagaron incluso en retrospectiva, o los medicamentos severos y efectivos que circulan por mi sangre después de infinitas dosis prescritas por mi medico de cabecera, ese que me regaño por mi precaria condición. Creo que es la foto que intento ver de soslayo, como queriendo no verla, pero viéndola igual…

Quizá las luces de colores en los techos y ventas de casas y comercios, o la Luna distante que tiene cara de sueño por la neblina, o por el olor a pinabete ese en extinción.

O será, tal vez el mucho oir parlotear, de terceras personas que murmuran a discreción mil y un cosas, incluso de mi y de otros que no conozco, tal vez es mi buena situación financiera momentánea que me pone a pensar en obsequios y bisutería, metamorfeando mis anhelos imaginando subrepticiamente que prenda puedo ponerte (o mejor quitarte), tal vez es la loción costosa para dama que compre y guardo en el porta maletas de mi coche y que no tiene destinatario cercano porque no te alcanzo a ver; puede ser que te busco y no te encuentro.

-Pueden ser los comentarios -

o quizás los sueños recalcitrantes….

Subo el cierre de zipper de mi abrigo, lo subo hasta el cuello, sopla helado me hiela la sangre, me hace palpitar el corazón fuerte, me recuerda que puedo morir de frio, aunque me haga sentir muy vivo.
Golpea mi rostro sin darme explicaciones, me reseca los labios sedientos de besos, me hacen llorar los ojos, ya vacios de lagrimas, lo se. Es diciembre, si lo se hace frio y es normal, lo admito no reniego ni autoproclamo algo nuevo, es solo que ahora, hoy precisamente todo esto me parece muy intenso, tan real, lo se porque ya e hecho tantos borradores previos.

Tan vacio.

Destellos pirotécnicos alumbran el empíreo oscuro de forma tan efímera que realza la magnitud del mismo - tan inalcanzable -, figuras obtusas se forman al estallido fugaz de la pólvora en combustión, con su conocido sonido de explosión, con los murmuros emocionados de la gente, con el llanto de los críos, con el asombro de los niños, con la nostalgia de los mayores.
Veo extasiado momentáneamente el cielo boquiabierto, el espectáculo de luces, oigo las risas y las exclamaciones felices de los presentes, soy parte también, soy niño de nuevo con los ojos bien abiertos para ver, con el corazón furioso de impaciencia por el próximo destello de luces de colores fantasiosos.

Sopla El Viento Frio de diciembre acaricia mi rostro, es tanta la expectación que recuerdo, que ansió y envidio, soy dichoso interinamente como todos en ese momento, la risa me brota de los labios, y aun en ese instante siento como una lagrima peregrina quiere salir para mostrarse, pero no se lo permito, volteo y contemplo a mi lado a mis consanguíneos que me aman, siento el calor, asimilo el perfecto momento y no doy oportunidad a la tristeza de hacer presencia, la embargo y desecho por ahora, el rostro de los míos es de alegría pueril -dicha, le llaman-.

Supongo que es el frio helando sin reparo cada rincón, o esas fechas en el calendario ingrato que se arremeten contra el tiempo, o tal vez mis anhelos imaginando que prenda puedo ponerte; quizá la fiebre abrumadora de incoherencia y la medicina combinada, puede ser que te busco y no te encuentro, o la foto que intento no ver y siempre veo ò mas simple aun las figuras obtusas que se forman al estallido fugaz de la pólvora en combustión como en mis sueños mas placidos, pero hoy es clara una idea:

Yo estoy pensado de nuevo en ti niña…

lunes, 22 de noviembre de 2010

Como les hablo de Mí (cuasi autobiografía)

Escribir de mi, escucho… vaya fatiga en la tarea, que les puedo decir, bohemio, andasolo, apasionado, demente, oscurantista, nocturno, irremediable, infiel a todas las creencias (el perfecto dudante), cara dura o recalcitrante, soñador, poeta de calle, bajo relieve de una oficina, enamorado del amor, esclavo de la música, profesional de carrera, caminante de aceras vacías de tumbas viejas, historiador de facetas de antaño.
Eso más o menos, menos que más dirán, o da igual porque el orden de los factores no varia el resultado dice la matemática elemental.

Que mas puedo decir o escribir – si gustan corregirme -; de todos mis vicios las letras, la fascinante lectura mi mejor amante, pero no repita usted, lo que acabo de escribir - mucho menos decirlo en alta vos - , no sea que aquella, a esa que llaman Soledad, se entere de lo que cuento y se enfade conmigo por bígamo, si ella, mi perdición la que me atrapo desde el día que descifre mis primeras letras en aquel viejo libro.

Pero no prosigo mas, porque este falaz prologo, de este ambiguo escrito que cabe en una hoja no dice mucho más que aquello que por venir tiene.

- Dice entonces –

Humo de cigarro, ruido de camión, efecto de cerveza, risas por montón.
Resaca de fiesta; cabello alborotado, ideas en la mesa.

Como les hablo de Mi; que omito para se un “santo”, que confieso para ser decente.

Libros nuevos, viejas herejías,
Leyes absurdas de una ley ya corrupta,
Sistema viciado, sueldo pagado, llamadas inconclusas
Recuerdos de extrañas excusas.

Como les hablo de Mí, que digo para no asustar, que me callo para ser cotidiano.

Poesía lirica, música estridente, tatuajes con significado
Tardes de mercado
No soy tan diferente fui solo un disidente, de la fe, del sistema
De la métrica que siempre me quedo grande.

Como le hablo de Mi; del adolecente viajero, del adulto menos viajero, o acaso del sombrero, que quise y no compre; de las pipas y su contenido, del heavy metal y alaridos de guitarra, de mis meta carpos que no alcanzaron las llaves de la guitarra española. De mis grabaciones, de mi vos cansada o de mis quejas ya añejadas.

Tarimas desiertas, aplausos lejanos, encendedores robados
Zapatillas con agujeros, cabalgatas a caballo; noches sin verano
Lluvia con sabor a lágrimas, lagrimas tantas que parecen lluvia

Brujería, negación buenas obras, de regreso y redención, la caída y desconsuelo, la ultima evolución, del telescopio y sus estrellas de Newton y Mago de Oz. Del escepticismo y sus beneficios de mis amoríos ficticios.

Que les cuento, de mis ciudades fantasmas, de mi familia tranquila – y complicada como todas, normal como todas -; o de esos cómplices tan necesarios en la vida esos que llamo Amigos – tan necesarios que nada seria si todos ustedes - , les debo a todos un espacio en mi epitafio.

Como les hablo de Mí; del amante fervoroso, o del victima engañado
Del escándalo o del silencio acordado, de los poemas que escribo o de las cicatrices en las muñecas de manos ajenas
De los besos mas tiernos o de lo que fueron comprados.

Y con todo y eso…
Todavía me pregunto a diario como les hablo de Mí…

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Voz de Ilusion

Es extraño pensar en lo que me hace falta; no quiero con esto confundir un simple deseo por regocijo o por vana obsesión; pero parece tan fácil compararlo con aquello que sentía, con eso a lo que llaman simplemente y a voces “Ilusión”, con aquello que obtenía tan fácil y tan barato dirían y es hasta cómico que sea cierto el saber tal cual esa condición cuando por las mañanas simplemente despertaba con la bendición de mi fugaz y muy personal –cabe decir- , personal fantasía; si tan cortes, tan efímera y embriagante condición de auto convencimiento basado en un “hola” mañanero, cómplice del horario, tramposa incidencia que nos coincidía en esa calle, por esos pasos y avenidas, en ese elevador que se cierra.

Ahora lo comprendo, si es cierto ahora lo comprendo que nunca pague por el beneficio de existir en ese minuto que solo a mi parecía contribuir. Que barata y simple era la felicidad en esos instantes, o cuando inconmutable veía el reloj marcando las 12 de un medio día cualquiera, con la vista tranquila parecía no importar, pero en el fondo me sabia a la espera (entusiasmado o preocupado por el ínfimo atraso) de esa infalible llamada para degustar el diario almuerzo, como si fuera el primer paso de mi vida,
diciéndome:

-ahora bajo, Yo te busco-…

O mas aun, encontrándola esperándome en el pasillo, o susurrando a mi oído que la acompañase aquí o bien allá, daba igual, de memoria iría donde ella así dijera.
Que me hace falta entonces, que puedo argumentar, será aquel mal llamado gancho que me tendía la tristemente celebre Ilusión, las llamadas o quizá los mensajes de texto nocturnos o las citas de domingo con sabor a nada; y que no obstante siempre evalué como buenas o productivas, talvez las películas de mala critica o incluso el reclamo por el trafico cotidiano o la siempre lejana graduación que sabe muy añeja para los dos.

Siempre liados, siempre felices, siempre lejos parece nuestro lema, aunque decir “nuestro” me quede grande por que el Ella y el El, nos queda mejor, si a la medida de dos desconocidos, a pesar de la complicidad de la que fuimos parte, complicidad que recibió a posteriori burla y critica de terceros que nunca de nuestros encuentros nada supieron.
Que barata es la Ilusión - insisto - y hoy que me faltan los hola, encuentro que fue sencillo sentirse bien.

Que frágil era el tacto de la posibilidad que transparente pintaban los muros que existieran entre nosotros, las risas y los comentarios aparcaban la imposibilidad; las frases comprometedoras que promovían el momento y los ocasos tibios y lejanos, con su sonrisa - la de ella -, eliminaban la duda, y normal que fuera Yo el naufrago meditabundo de los mares del antojo que emborrachan al ciego de ilusión; envenenando de esperanza, de tibias manos, de dulces labios…
Pero las ilusiones son cortas, y las ausencias y consecuencias extensas, quien dijo que cobrara caro lo que surgió de regalo y que envidia opaca los cielos o que risas doblan las indiferencias, incluso que charla extensa se enmudece sin razón.

Es extraño pensar en lo que me hace falta; no quiero con esto confundir un simple deseo por regocijo o por vana obsesión; pero parece tan fácil compararlo con aquello que sentía, con eso a lo que llaman simplemente y a voces “Ilusión”, con aquello que obtenía tan fácil y tan barato dirían y es hasta cómico que sea cierto el saber tal cual esa condición cuando por las mañanas simplemente despertaba con la bendición de mi fugaz y muy personal –cabe decir- , personal fantasía.

Es difícil sentir tanto y no sentir nada; todo es fugaz pasajero, la puerta abierta debe cerrarse para que el caudal no se agote, nunca lo negué; pero luego de cerrar la incandescencia de mis propósitos, a veces, que sin querer la llamo a voces que me lleve consigo, porque el vicio de esta mal llamada Ilusión me reclama ir mas lejos en nuevos ojos, ojos que miran el firmamento, ojos de una mujer, que en este instante al igual que Yo, se encuentra sola también.

lunes, 25 de octubre de 2010

En el Tren (y una Mujer Que No Conozco)

Camina el tren, primero despacio luego toma velocidad, se desplaza, ahora va rápido pero el horizonte con sus lejanas montañas se ven lentas en su recorrido hacia lo desconocido, la mente me hace volar por llanuras y planicies semidesérticas como paisajes del sur, con picos nevados y quebradas de hierba mediana con arboles regados en conjuntos por aquí y por allá con su naturaleza viva, llena en bastedad y aire. Viento que sopla insinuando hielo en la lejanía de un sitio que no veo, que no conozco pero que ansió llegar como si antes del todo ya hubiese estado ahí y este lugar me llamara en secreto a voces en mi interior.

El vagón es cómodo, de butacas dobles con respaldos altos y de acabados antiguos elegantes, somos pocos los viajantes en aquel tren hacia lo incierto, tal vez hacia el futuro que nos volverá historia inevitablemente.
Otra estación con sus gentes y vendedores en una tarde que parece eterna, cuando abordan las personas cada escalón chirrea al peso de los pasos y la vieja alfombra de color rojo de la cual nadie se percata recibe al ritmo del metal soportando el peso del pasajero que entra con parsimonia del que no lleva prisa, la veo, contemplo el espacio y aparece por detrás del ultimo asiento junto a la puerta de acceso, una mujer que bolsa en mano y con pasos cortos y certeros asciende a este espacio, haciéndome salir del trance.

Si sube los escalones desconfiada, levanta la mirada hacia el interior del tren como quien buscara algo que no perdió; camina lentamente por los asientos numerados al costado con números de madera, sonríe aliviada al localizar su butaca, alumbrando el espacio con su risa, con su cabello en coqueto movimiento de cabeza, de un lado a otro y entonces sin advertir posa en mi sus ojos que abarcan el todo, mudo le observo expectante con la respiración contenida, su expresión en fría como el hielo lejano.

La ventana me ofrece el espectáculo previo a un anochecer y otro puente recorre bajo nuestros pies un rio seco de rojizas arenas, las aves taciturnas aletean en la lejanía, el aullido de un coyote o algún animal del lugar parece desaparecer al fondo de todo el ruido y silencio que el ambiente causa. Que lejos, si tan lejos, pero de quien o de que me pregunto, pero ignoro mis propias preguntas y tan solo me abstengo de contestar.

Desde mi posición soy mudo testigo de lo ocurrido, de la situación, de la extrema posibilidad de coincidir con alguien en condiciones abrumadoras, un caudal de sensaciones se desarrollan en aquel instante de lejanía momentánea. Siento como si la identidad me fallara ahí dentro de aquel tren absurdo que me lleva a un destino desconocido, me siento vulnerable pero a la vez dichoso por la ocasión.

Respiro y me mente recupera la cordura del caso, devolviéndome el balance de mis posturas y razonamientos. Veo por la ventana la tarde que empieza a convertirse en noche cómplice del tiempo que todo lo cambia; contemplo el horizonte con sus lejanas montañas que se ven lentas en su recorrido hacia lo desconocido, la mente me hace volar por llanuras y planicies semidesérticas como paisajes del sur, con picos nevados y quebradas de hierba mediana con arboles regados en conjuntos por aquí y por allá…

Devuelvo la vista hacia aquella aparición, la contemplo y es determinante la conclusión en mi mente, solo es otra mujer que no conozco.

martes, 21 de septiembre de 2010

Entre Nosotros

Ahora que veo como me miras, cuando comprendo que tu espalda en la lejanía es el único punto de ti que puedo permitirme, cuando advierto que las risas entre nosotros se acabaron, que las miradas furtivas son ajenas que los desayunos improvisados y las cenas a la carrera son parte del pasado llego a la única conclusión; que ya no podre ser ese quien quise ser.

Ya no hay mas mensajes de tu número en mi inbox, el silencio de tu voz a mi favor se hace completo y el sabor de tus palabras ya no las recuerdo, y si; lo admito fue mucha mi culpa por errar en mi convicción, pero en verdad nunca fui Yo y no fuiste tu, entre nosotros solo gobernó lo casual, fuimos intrépidos al probarnos en compañía, y quizá solo fue el intento de sobornar a la soledad la que nos mantuvo en alianza durante este ínfimo espacio de tiempo, tal vez fui solo yo quien recorrió los linderos de tu existencia, endulzando mi vida pasajera con tus gustos, con tus enfados con tu esencia de mujer, me engañe puede que si, me engañaste porque me deje engañar.

Ahora que veo como me miras, entiendo que entre nosotros en realidad nunca fue un algo, que el tiempo y las delicadezas fueron pura cordialidad, que la compañía disfrazo de quereres mis ideales y que mi palpitación a por ti nunca pudieron convencerte, lamento tanto eso, me siento pequeño demasiado pequeño cuando llego a la definitiva realidad que tu indiferencia me convida, ente nosotros solo queda el mundo entero de espacios, ente nosotros solo viven millones de almas, entre nosotros solo existe un amor, si el amor que te separa de mi amor, y si tuviera la solvencia para rogar al cielo por tu cambio de convicción a favor de mi persona, sin duda rezaría como niño asustado del fantasma bajo su cama, pero no puedo renegué de eso hace tanto tiempo que las plagarías me quedan flojas y las ironías muy hirientes.

No; no eras tu y no; no era yo, era solo el fracasado intento de perdurar en un mundo tremendamente finito lo que en su escaso momento nos tuvo cercanos, cerca uno del otro, en contacto, en presencia en calidad y cualidad; y aun extraño tu variable calor, tus impertinencias pasajeras tus momentos placidos tus coqueteos insipientes, tu tacto desapasionado tu risa tan sublime en pureza cotidiana, pero a llegado el crepúsculo donde mi día de ilusión se ve ahogado en tu noche de indiferencia y el saberte en compañía y posesión ajena me congela las ganas me detiene el pulso, me multiplica las lagrimas…

Y cuando la última vez cuestionaste esta melancolía, cobarde manifesté en pleno huracán:
“porque todos ahora saben que ya no puedo o debo de acercarme a ti, no de la manera que Yo en su momento desee, y disfrutan de mi carencias de mi dolor por la perdida de tu persona, de mi ideal enamorado…. “
– dije cobarde –

Aun cuando la opinión ajena nunca me importo, fue mi simple e iracunda incapacidad de retomar el control la que hablo si reserva desde la comisura de mi quebrantado corazón. Me dolió tanto ser quien no debo ser.

Te extraño esa es la verdad, pero ahora ya no eres la que quise tener, la que ame a caudales en un segundo eterno y aunque volvieras te extrañaría porque eres esa nueva mujer que otro hombre ya ostenta, ente nosotros no queda nada, ni un hola desinteresado, ni guiño mentiroso, ni una bienvenida a la nada, cuando me ves como me miras el horizonte lejano de tu cuerpo es mi única costa, la inalcanzable nube que un soñador sigue con la vista y que no puede alcanzar y se desfigura en mutación de formas que solo la imaginación le propone, falaz, incorpórea, añorada, casi imposible.

Ahora que veo como me miras, cuando comprendo que tu espalda en la lejanía es el único punto de ti que puedo permitirme, cuando advierto que las risas se acabaron, que las miradas furtivas son ajenas que los desayunos improvisados y las cenas a la carrera son parte del pasado llego a la única conclusión; que ya no podre ser ese quien quise ser, el hombre que alegrara tu vida.

Entre nosotros solo existimos tú y yo, por eso, por ese universo de distancias empíreas e inconmensurables ya no puedo alcanzarte.

lunes, 30 de agosto de 2010

Es verdad te estas Marchando…

Si, sigo aquí inventando día a día mis peores tragedias, las más ambiguas, eso si con mis mejores palabras, descubriendo infraganti los momentos que ya fueron y no están; camino me detengo, respiro; todo sigue aquí, transpiro al calor, me hielo al frio y blasfemo confiado en mis palabras…

Como condenado rememoro mis situaciones, mis palabras mis argumentos, pero cuando despierto de mi sueño cotidiano empiezo a descubrir que empiezas a irte, a desaparecer de mi vida a formar parte de mis muchas muertes previas; y fomento con encargo a mantenerte presente, a leer tus letras, a buscar tus ojos, a percibir tu aroma cuando has pasado por las gradas o subido al ascensor, te encuentro cercana en ese instante.

Pero so pena de todo lo difuso conspiro en mi propia existencia la inevitable salida de tu vida y me falta inspiración para decirlo, pero para ponerlo fácil te me estas olvidando niña inolvidable, y tanto que desee tu olvido que ahora que sucede hasta intento furtivamente mantenerte en mi mente.

Para no perder lo impertinente
Para no liar con lo intransigente
Para no llegar a mí ya destinada
Recalcitrante tarea….

Es verdad, aunque me empieza a afectar la soledad o el frio, demanda mas el tiempo que exige de los dos un cambio un nuevo status, que nos libere de viejas cadenas que nos permita nuevos argumentos uno para decirte Adiós…, otro para decirte ve bien; y en plena caída lo fragüe; te estas marchando y Yo tampoco pude quedarme, y aunque me propongo a sostenerte aurea intocable en mi espacio y a leer tus letras y sentir tu perfume, tu inevitable salida solo me escurre rebalsándome los ayeres que soñé juntos.

Y no soy tan discreto porque cuando despierto de mi sueño cotidiano, empiezo a descubrir que empiezas a irte, conspira mi propia existencia y se vuelve posible la fuga de tu vida escapando de la mía.
Tan cerca, cuantas veces tan cerca, y ahora
Igual, cerca, cerquísima
Pero al mismo tiempo tan lejos, lejanía absurda de metros ficticios, de diámetros que me impiden alcanzarte y pienso lúgubre, que aunque pudiera sujetarte ya No lo haría, para no venderme sueños prohibidos.

Porque empiezo a descubrir que Empiezas a Irte y conspira mi propia existencia de tu salida de mi vida y me falta inspiración para decirlo mejor pero lo siento y en el fondo aunque duele o confunde el presupuesto de mí pensar, Yo lo se:

Empiezas a irte…
Es verdad te estas Marchando…
Y No te detendré…

sábado, 31 de julio de 2010

Incordio Criminal III (En la calle Oscura)

La calle concurrida, los vehículos transitan en cotidiano embotellamiento, aceras repletas de ajenos de extraños sin rostros, las luces que comienzan a encenderse iluminado lo de siempre, con luz que opaca a la real, que complace al avance y a la superación en la ciudad de gentes sin rostro, donde nadie escucha a nadie alguien debía morir…

Le ha visto cruzar la esquina, la ruta habitual, las salidas normales y las tiendas añejas de compras premeditadas, la sombra le sigue los pasos, los cuenta de cuadra a cuadra, sabe que cada esquina los aproxima a su destino, ese momento que ya se ha fraguado entre las sombras frías del corazón.

-falta poco- se dijo así mismo.

Aquella figura recorre sus caminos cotidianos, no imagina que le sigan la pista. Un semáforo en rojo los separa algunos metros, pero los ojos no apartan la mirada. Parpadea, quiere constatar que es cierto, que en realidad esta ahí que no es un sueño o una premonición, es la verdad, el momento, el instante en preclusión de difumina se sabe capaz de hacerlo.
Ve el reloj y las 18:45 horas marcan el incierto momento, su encuentro el final… Humo, vitrinas, escándalo y muerte pretenden conjugarse.

Se detiene, observa como aquella figura (su presa) saluda a alguien y se hunden en pláticas, ríen, se abrazan, señalan lugares perdidos para el, les contempla se siente ajeno a esa realidad, pero se frota las manos ansioso; lo comprende es inevitable no importan los contratiempos, los saludos o los semáforos.
Camina lento, pasa cerca, solo lo suficiente, como cazador percibe a su presa, deambula por sus cercanías saborea el instante de su jugada crucial, quiere encontrar sus ojos, quiere retarle con la serenidad del que se sabe en ventaja. Esto es la demencia –pensó-.
El encuentro casual termina con un abrazo y un adiós, continua la marcha, la multitud de gente entorpece el transitar, ensordece los sentidos con bullicio, acelera los latidos con adrenalina y adormece la tranquilidad convirtiéndola en persecución.

La vida espera a cada paso, pero la muerte aguarda en las sombras cambiando el mundo de gustos triviales, en instantes pasajeros; convirtiendome en aquello que nunca quise ser; la bocina de vehículo le hace perder la atención un momento…
Voltea, advierte que la ha perdido de vista, gira, baña con la mirada la avenida repleta de almas, de autos, de basura y confusión.
Se siente mareado, extraviado, casi pierde la compostura pero contempla nuevamente el panorama y la encuentra cruzando la esquina, si, hacia el ultimo de sus momentos…

–dijo ya sin titubear-.

Entra en la Calle mas Oscura que jamás visito, entonces lo piensa, “como será” que método es mas efectivo, mas letal, lo ignora jamás lo ha hecho, planeo todo menos la forma; se gastaba la mente ideando el trayecto mas no la llegada, debe ser rápido, limpio, incluso con clase
- Se sonrió - .
Vaya momento para pensar en esto dijo…
Pensó, habrá elegancia al morir; tampoco lo sabia, pero debía ser rápido, nada vistoso, muy contundente, soberbio casi, inmediato pero lo suficientemente aletargado para que supiera lo que estaba pasando, para que descubriera la victima, quien y porque…
Acelero la marcha; las ideas le hicieron moverse, no quería pensar en eso ya pasaría fuera como fuera, las manos tal vez, para hacerlo mas teatral. – no importa, se dijo - .
En la oscuridad de la calle, misteriosamente solitaria aquella silueta volteo la mirada como sabiéndose perseguida. Quiso descubrir una imagen conocida para detener su empresa, pero no la hayo.
El momento había llegado.
La ira, la pasión, la furia y la soledad convergieron en ese mismo momento, sin dudarlo se aproximo a la silueta que se detuvo frente a si; vio sus ojos y sus ojos fueron vistos…

En la ciudad de la gente sin rostro nadie escucho nada. Todo fue súbito y oscuro.

sábado, 24 de julio de 2010

Breve Ensayo sobre la Realidad

De la realidad, manifiesta el diccionario como la Existencia real y efectiva de algo. Lo que es efectivo o tiene valor práctico, en contraposición con lo fantástico e ilusorio. Aquello no susceptible de duda.

Si,y no miente la Real Academia, pero siempre o casi siempre la realidad la decidimos nosotros, los que nos sabemos sujetos a lo cierto o a lo incierto aun cuando nos jactamos de estoicos y pragmáticos, pero quien puede decir a ciencia cierta que es la realidad.
No creemos firmemente en nuestro ideales de ensueño, acaso no ensalzamos nuestros sentimientos mas nobles y secretos en nuestra mente subjetiva, ¿que es la realidad y como se modifica? Esa es mi incógnita, mi fatal intento hoy de no perder los pies del suelo, de asirme a la cordura y dejar de soñar aunque vivo de sueños…

Mi Breve Ensayo sobre la Realidad, solo busca reafirmar que mis ideales y sentimientos son efectivos y prácticos, que son reales, que puedo lograrlos.
Pero como determinamos nuestra realidad; con nuestros esfuerzos, con nuestros aciertos, o será que con fallos y manifiestos, será que cultivamos la realidad basados en la razón o inventamos nuestros presentes con algo de locura o incomprensión.
Esta mi ahora realidad es finita, esta a la espera de otra que la modifique en pasajera eternidad.

Cuantas realidades e vivido, cuantas realidades tergiverse, cuantas realidades e modificado con mi presencia y cuantas realidades cambiare con mi actuar, con mi sentir, con mi esperar…
Quien será la próxima persona que modifique mi presente, que haga de mi futuro algo que nunca preví, que nueva expectativa me traerá la precursora de mi nueva condición cuando aparezca y reinvente toda mi realidad al contacto con la suya, con sus virtudes y carencias, con sus nuevas manera de ver el mundo tal cual, con su conciencia subjetiva para alterar mi realidad objetiva y proponerme nuevos sueños, al igual que a mi y a todos se lo han modificado en contexto en contacto con otros seres, de distintas realidades y conjuntas realidades porque empezamos a ser uno y otros de nuevo con cada aparición ante el infinito.

La realidad de cada quien es tan frágil que el mínimo contacto con otros nos afecta sobremanera, haciéndonos cambiar, reiniciar y emular a aquellos que aparecieron en nuestra escena (para bien o para mal), dejando su marca indeleble en nuestra conciencia...
Es parte de vivir dejar huella en quien miramos de cerca!

A quien conoceré que alterara mi realidad, y a quien he de cambiar Yo su perspectiva con mi propia manera de ver el mundo, mi realidad cambiara y eso hará que la realidad de alguien mas también cambie conmigo! Esta mi ahora realidad es finita, esta a la espera de otra que la altere que la alumbre y modifique, para continuar su ciclo.
Por eso tan solo la espero…



"La realidad es aquello que, cuando dejas de creer en ella, no desaparece"
~~ Philip K. Dick

viernes, 16 de julio de 2010

Ahora Que lo Veo

Ahora Que lo Veo, Y si se acaban los sueños y las ilusiones, si se termina la esperanza y los buenos deseos?
Solo el Adiós queda; el Adiós Q todo Finaliza...
Esa mañana de sábado, la dependiente del local, se topo con mi mirada, sonrió, - le sonreí –
“Dentro del corazón humano, habitan muchas cosas dijo, pero de todos los sentimientos son los mas humanos los que persisten ”
– me dijo -;
Sera posible le conteste…
Claro esta pronuncio indudable, “usted es un claro ejemplo de esto que le digo”
No, no puede ser argumente estoico, casi cretino,
-créame - dijo ella –
El solo hecho de estar aquí significa que en su corazón existen sentimientos puros y sinceros por alguien, esa intención lo trajo aquí, lo hace humano y lo hace elegir aquello con lo que sabe producirá agrado, y con la misma sonrisa con la que se presento, dio por servida la explicación y me mostro el catalogo.

Aquella mañana soleada De sábado en la vieja Floristería; había dos viles embusteros, el vendedor Que trataba De engañar y el otro Que se engañaba así mismo...

Y como decía el viejo Nietzsche, la mentira mas común es la que nos damos nosotros mismos, por eso ahora en el umbral de mi propia conciencia de lo que deseo y no deseo, admito encontrarme muy tranquilo, tanto que casi me asusta, melancólico pero sin lagrimas, abstemio pero sin sobriedad, lo entiendo, lo se - se acaban los sueños y las ilusiones - .
Pero persisten los impulsos, aquellos que solo dan satisfacción temporal, si en aquella vieja Floristería, perduraron mi deseos solipsistas, mis ganas de poseerla; y porque no también lo digo, los deseos de la embustera vendedora que aseguro la transacción.

Ahora Que lo Veo, es tan evidente, tan claro y preciso, se ilumino el capricho, y los senderos torcidos de mis ideales se ven mas escabrosos que de costumbre en sus ojos ahora tan fugaces para conmigo que en un tiempo me dieron la luz para caminar de noche.

Ahora Que lo Veo, Y si se acaban los sueños y las ilusiones, si se termina la esperanza y los buenos deseos?
Solo quedare Yo, con mi obstinada complacencia, con mis sueños de idilio, con mi soledad preestablecida, así como antes, antes de Ella, así como antes, antes de este presente Yo. Queda al embustero que se engaño así mismo en una vieja Floristería.

Ahora que lo veo Solo el Adiós queda; el Adiós Que todo Finaliza...

miércoles, 30 de junio de 2010

Onirismo

Y si me decido a ser feliz, si esta de mi lado la fortuna o si la realidad se a puesto a mi favor para complacer mis propósitos, incluso los que dije ya no procurare. O acaso estoy soñando.
Esta aquí, siento su presencia a mi lado, la identidad que da vida a su persona la fragancia que la mantiene llena de vida.
Me ve la miro, sus ojos profundos son casi alimento de lo mítico, despiertan en mi interior la algarabía de una nueva realidad de un momento perfecto, de una vida completa.
Si me perfeccionan sus detalles las facciones de un ser afín a mi (quiero creérmelo), me alimentan sus caricias que envuelven la razón.

La abrazo, si lo hago tan fuerte que quiero fundirme a ella; tan fuerte que su esencia empieza a formar parte de mi, a llenar el vacio de pasados intentos; la vida es exacta perfecta en su universo ese que ansió propio, llenándola de vitalidad de ilusiones y satisfacciones que irrumpen en la vida formando los caminos de mis mañanas y mis ayeres con su persona. La felicidad es completa ahora que estoy en sus brazos.

Pero el cielo se ve distinto…

La tomo con seguridad, con delicadez que viene del interior, la beso con ternura, en sus labios que imagine expectante de mis besos tantas noches previas a esta, la divise pendiente de mis caricias esas que aun no conocía; la siento sorprendida por mi devoción a su ser, solicita al amor uno que no había visto.
La tomo en mis brazos, con potestad del que se sabe poseedor, le abrazo extasiado, y comprendo su humanidad de mujer exacta que complementa nuestros ideales, los suyos los mío los que compartiremos, pareciera que la quiero desde siempre, aunque no creo en el “siempre”; la sujeto a mi mas por necesidad que por compromiso, incluso sin conocerla, sin prevalecerle la contemplo magnifica tal cual es…

Todo es perfección en este mundo, complemento de la soberbia mía su persona, su tacto, el sabor de su boca de sus labios, disfrutar de su existencia me hace pensar que no puede ser tanta dicha junta.
Si lo advierto, lo se, lo intuyo mi corazón, esto no puede ser tan cierto, no es real tanta convicción, no es humano serlo, me rodea la razón de tanta dicha y la confusión me hace dominar la alegría, este mundo es de sueños no de verdades… lo sabia
- No es cierto -.
Lo se, lo admito, es una invención onírica de mis deseos profundos y personales, solo así es admisible la suprema dicha de obtener los impulsos de mi corazón, esta mujer perfecta, si es cierto, existe en la realidad pero solo es otra mujer, y si este amor que siento, subsiste en la verdad pero es solo otro amor de tantos.

Prefiero ser estoico antes que crédulo, y si, claro me dolerá dejar esta visión paradisiaca de mis anhelos a por ella, pero debe de ser, debo prosperar.

Se parece a la realidad pero no lo es, se asemeja casi lo disfruto, pero es un sueño una admisión de la hipnótica reverencia a lo sublime que tanto he predicado, pero como es falsa la situación la dicha no debe apasionarme. Los besos, los abrazos y los te quiero no son verdaderos, pueden serlo en la vida real, pero estos son falaces, producto de mis sueños y anhelos por ella, de las buenas intenciones que empiezan a acabárseme, finiquitare esta falsa imagen regresare a la ruta escabrosa que es la realidad donde carezco de todos sus cariños, debo despertar aunque sea así lejos de su cuerpo exacto, estoy dormido tan solo quise practicar el Onirismo y soñé con lo que parece imposible. Y si me decido a ser feliz, si esta de mi lado la fortuna o si la realidad se a puesto a mi favor para complacer mis propósitos, incluso los que dije ya no procurare.

Solo queda despertar,
Solo queda abrir los ojos…

Es de mañana, hace frio, estoy solo (ya sin ella), es la realidad, debo empezar a fabricar lo que mi sueño quiso para Mí…

Concreta Revelación

Sucedió, así tan de repente las palabras llegaron a mis oídos, retumbaron tan fuertes que las creí falaces, fue tan repentino como tardo; las noches se fueron corriendo, aun cuando fueron pocas las que dormí, pero ahora me entero, ahora soy testigo de la predicción de mi orgullo, del desanimo de terceros a los que desee fuera de mis ideales, son ahora los interpretes del sonido que a mi egoísta condición complacen al alejarse, al sufrir las consecuencias.

Pragmático me mantengo, debo pensar los ardides, debo plantearme si vale o no la pena tanta arrogancia en perspectiva, subrepticio emancipe lo que hoy tengo por cierto, y enarbolo a los indeseables de mi vista con súbita sonrisa de victoria clandestina, de triunfo personal silencioso, de aquel sabor a conquista que solo Yo soy parte… y también el ínfimo Juez de una patraña tan descomunal como inútil.
Veo en los ojos de otros, mis propias actuaciones, admiro las ejecuciones y mi alma irreprensible, no podrá frenar las intenciones de mi corazón y la encrucijada se vuelve peligrosa al saber que debo hacerlo por la primicia del sentimiento o por la segunda causal, aquella que reclama mi desolado orgullo, callado a la supresión para no lamentarse en publico por la renuncia; de la que fui el condenado.

Hare bien o hare mal, las mismas palabras aun no me convencen,

Esta la tarde menguando, fría sin perdonar los huesos que tiritan, se oscurece la luz y se vuelve penumbra, silencio parecido al mío, oscuridad tan familiar para mi desalentado deseo, y las palabras que debieran llenarme de ilusión, me resultan casi amargas, fui Yo el primero en invocarlas como predestinación de los sucesos, fui Yo quien con valentía y alevosía malintencionada pronuncio la noticia que hoy es realidad pura, pero pesan las palabras se vuelven infranqueables, dolorosas, reveladoras y tentadoras irreverentes, tanto así que ansió poseerlas de nuevo para pronunciar mi victoria sobre las decisiones ajenas, me sonrió, me complace la decadencia de lo que pronuncie para muerte…
No hay bondad en estas insinuaciones lo se, me disculpo, me abstengo de sentirme mal por algo que deseaba y que obtuve sin ensuciarme las manos.

No se si es enamoramiento aun, no se si es revancha… Porque siempre supe que el amor puede ser un disfraz.

Ahora debo buscar dentro de mi, si aun queda algo de aquello que le ofrecí, si no murió en la fría soledad nocturna tanta armonía por ser parte de su existencia, si los sueños de encarnación en su ser todavía florecen a escondidas en mi mente, en mi corazón.
Concreta Revelación o síntoma de grandeza decadente, suplicante fervor de regresar a lo esencial al amor primigenio, a la ignorancia infantil, a la felicidad que Yo busco, la felicidad que se merece, mis risas y sus risas.
A la premura aquella inicial de ver sus ojos y hallarla cómplice con la sonrisa perfecta, es real esto, no me miente el tiempo el mundo, puede ser o estoy perdiendo contra la realidad…
Sucedió, así tan de repente las palabras llegaron a mis oídos, retumbaron tan fuertes que las creí falaces, fue tan repentino como tardo;
Quien me dice si esto es la Concreta Revelación.

sábado, 5 de junio de 2010

Incordio Criminal II (Nadie escucha a Nadie)

Todavía no concuerdo, de que forma, o como, si debo usar toda mi astucia para lograr mis macabros deseos, si actuare con alevosía o premura maliciosa, si debo usar la diplomacia para acercarme como cazador a la presa, si debo hacer uso de todas mis virtudes para saciar mis vicios, si debo atacar de frente o en la oscuridad acertar el final de sus palpitaciones. Si la complicidad será mi aliada o mi enemiga.

Debo usar toda mi inteligencia, para saciar la decadencia…

- La punta del lápiz, se rompió y voló por los aires -.

Salió del trance en el que estaba, recordó que estaba sentado en un lugar publico, si aquel Café, donde decidió sentarse, observo a través del cristal que separaba los transeúntes del interior del tibio local, percibió la multitud caminando como hormigas en fila, - ninguno sabe a donde va, pensó - . Los vio hablar, reir, incluso otros lloraban, otros se atragantaban con comida, otros solo pasaban, algunos en coqueto flirteo se devoraban las bocas a besos…
Vio el papel y su escritura, vio el lápiz sin punta, las ideas entrecortadas y la vida a media tarde, la lluvia amenazaba, supuso , llovería, si otra noche de aguacero.

Se apresuro a tomar el café ya frio, pago la cuenta, los vio pero no fue visto, se esfumo por la avenida atestada de gente, gente que desconoce, gente sin nombre.
Cavilaba para si, inerte en su propio mundo lo difícil de la ciudad, lo cruel de la vida y el poco apaciguo de la continua travesía. Se convenció, uno mas o uno menos, quien lo notara, quien lo juzgara por sus hechos, por los de cualquiera, era tan cierta la ironía y la justicia hacia tiempo había perecido con los gritos de clamor de otros antes que el mismo.
La mentira debía terminar, el dolor es necesario, porque Yo ya lo padecí, y la ilusión de pelear por aquello que amas, se vuelve la ironía y la conclusión mas acertada, un propósito un maldito propósito; una verdad para cambiar el mundo,
- aunque se supo engañado por sus propias palabras-.

– no hay opositor - .

Pensó, pero la verdad quiso gritarlo, como implorando que alguien en esta ciudad de gente sin rostro le detuviera.

- Nadie lo escucho - . Porque aquí nadie escucha a nadie.

Ya desecho del disfraz que le impone la sociedad no tuvo más que aceptación, mas desafío o ingenuidad que le privara de hacer aquello que tenia inculcado en su alma, la venganza estaba afinada y si dios existía y prohibía lo que en su mente saltaba, este era el momento para que apareciese.
Como era de esperarse no apareció, no promulgo edicto, no intervino y una risa de satisfacción le cubrió el rostro.

Todo apunto al desenlace… ya solo necesitaba aguardar el momento exacto. Pronto vendría.
Porque aquí nadie escucha a nadie.

domingo, 23 de mayo de 2010

No es Abdicacion... Pero....

Adios Sentimiento, es lo mejor que puedo decirte ahora, se que estubiste aqui conmigo a cada momento, admito que tus palabras fueron hermosas y que las promesas que nos hicimos son tan reales como pudimos hacerlas, fueron maravillosos los sueños de compañia. Se que tus intenciones fueron las mejores y que cada segundo que pasamos me lleno de emocion y entusiasmo casi infantil; de alegria por los dias del porvenir, Si te agradezco tambien por los ideales, los besos que imaginaste para su boca, las caricias que llevan su nombre, Si, lo se los detalles con el mejor de los animos fueron preterintecionados para ella y que cada palabra que pronuncie frente a Ella las forjamos creyendo un momento mejor, por un sueño de compañia; lo se me disculpo por la flaqueza por la inconstancia que demostre con la cobardia premeditada de mis carencias, pero te juro que fueron todas en afan de llegar en el momento justo...

Adios Sentimiento, te agradezco el enseñarme que hay mañana incluso muy a pesar que no es aquel que soñe con ella, pero siempre habra un mañana. No es Abdicacion, pero... Debo despedirme de Ti....

Adios Sentimiento, te agradezco tanto el placentero momento que juntos pasamos y por la emocion que tu compañia me otorgo cuando frente a sus ojos, confesaba nuestro deseo... Adios Sentimiento... Es lo mejor que puedo decirte..
Adios Sentimiento, te lo digo con lagrimas pero no de tristeza (ya no tristeza) esa vieja camarada a la que no le dare cabida hoy.
No es Abdicacion, pero... Debo despedirme de Ti.... No han cambiado mis deseos no mal interprete...

Hasta luego supungo, leal complice, orgulloso de nuetra dedicacion a lo sublime, Adios a su nombre (a la Niña de Ojos de Ensueño). Adios a todo eso que me hizo feliz momentaneamente te despido para no abrazarte a mi nueva condicion, pero prometo que no sera nada miserable, ya te invocare en otra ocacion, con mejores versos....
Y Chao tambien a ti Niña de Ensueño, No es abdicacion lo juro, Yo sere el mismo solo que ya en tu recuerdo...

domingo, 16 de mayo de 2010

Incordio Criminal I (Alguien Debía Morir)

Despertó en la oscuridad, sintió el devenir de tantas cosas, pensó para si -es el fin.-
Con la frente perlada por el sudor, creyó estar en otro lado, en otra situación, pensó ser otro, no el, si no otro, el corazón palpitaba tan fuerte que sentía saldría por su garganta, sus ojos se perdían divagando por las paredes de una habitación que muy a pesar de ser la suya, sintió era extraña y ajena, las visiones del sueño sinuoso le perturbaban, con las manos sudorosas intentaba sujetarse, asirse de algo que no podía ver, sentía el peso de algo incomprensible, sentía el aire amargo quemando sus pulmones, se sabia preso de una tentación.

En la calle un vehículo aceleraba desalojado el agua llovida de los charcos que yacían en la avenida como cadáveres sin nombre, se alejaba tan veloz como intentado dejar atrás hasta los ayeres olvidados, (El) no pudo hallar el reloj para acoplarse al tiempo, no tuvo intención de encender la luz que alumbrara su penuria, no delataría con claridad lo oscuro de su mente, el estricto rictus de una decadencia.

En la oscuridad no escondió su gesto de malestar, no supo mas que callar el dolor que algo en su mente le martillaba, se movía incipiente entre sus sabanas, movía los pies de un lado a otro como pateando las sombras que al filo de la cama le llamaban, le susurraban su nombre, quiso pedir auxilio pero supo que sus demonios eran personales, la perturbación es autónoma –dijo- y acertó.
Todo era extraño esa noche, atrapado en su intimidad; todos los seres malditos lo han sentido en su momento…

Pero la tautología debía finalizar y…
Entonces fue simple la determinación y susurró para que nadie fuera cómplice:

-Alguien Debía Morir….-

jueves, 29 de abril de 2010

Ecos (La separación es lo único que compartiremos)

Oigo el Eco de mis pasos, incluso mis pasos serenos, les escucho detrás de mi, persiguiendo al emisor de mi desgracia; al cómplice de mi desolación, es cierto el silencio murmuro, ahora lo se, nuestra separación es lo único que compartiremos…
Tiempos tan difíciles, tanta lluvia, tantas razones, razones internas que solo a mi competen, difícil estar, difícil oírla hablar con alguien por el teléfono, emocionada feliz por otro que no soy Yo, por ese otro y sus travesías tan ajenas a mi, tan difícil verla esperando a que ese (el) le llame, viéndola sonreír ilusionada.

Escucho el Eco, son palabras son lagrimas y recorridos, Ecos, son esperanzas puestas en saco roto, imágenes de mis ilusiones que anhele con el corazón, sentimientos que crie con añoranza, eso escucho ahora el Eco maldito de mi necesidad y cuanto malestar me provocan, cuanto daño causan a mi alma si aun poseo una, Oigo el eco de mis pasos, incluso mis pasos serenos, les escucho detrás de mi, persiguiéndome, recordandome cuanto quise entregar, por un deseo oculto que quiso brillar en completa oscuridad……..
Niña de ojos sublimes cuanto pude ofrecerte, cuanto pude querer de ti para enderezar mis senderos oscuros de ausencia, que cantidad de veces te soñé en compañía de mis anhelos, cuanto desee ser ese a quien Tu quisieras,

pero no pude serlo,

no me permitiste serlo...

Hay otro en tus ojos profundos, es otro el que endulza tus oídos con promesas tan distintas a las mías, es otro (ese) el que besa tus labios y puede decir sin dudar eres mi Amor y yo soy el tuyo, ese el que deja trozos de papel con grafitis en tus manos, ese tan diverso a mi, es ese el que hace eco en mis oídos con sus promesas que te ciegan a mi figura, a mis ideales contigo.

Ahora lo empiezo a aceptar aunque aun no lo entiendo (y no lo entiendas) nuestra separación es lo único que en complicidad secreta viviremos auguran los arcanos de la Noche. Aun cuando tu no la sufras, aun cuando Yo no suplique.

Oigo el eco de tiempos tan difíciles, tanta lluvia, tantas razones, razones internas que solo a mi competen sufrir, que solo tu pudiste aplacar, que solo tu voz pudo silenciar, si, el Eco de mis miedos. el Eco de mi Amor por Ti.

En definitiva ahora lo digo: nuestra separación niña de ojos sublimes es lo único que compartiremos…

jueves, 22 de abril de 2010

Veredicto

Es de tarde, prendo un cigarrillo (otro de tantos) hace calor, impera el viento tibio que quiere convertirse en gélido soplo, hago una calada pronunciada intento llenar de humo mis tantos vacios internos, intento opacar con esta ceniza mis fuegos apagados por lagrimas antiguas, intento no ser, no pensar no vivir………. Expelo el humo como intentado sacar de mi todo aquello que no soporto, aquello que escucho y nunca quise escuchar; me detengo miro, paso y continuo, sigo siendo el mismo, mas lento, mas cansado y con menos fe, pero el mismo aquel que ya no puedo ser, el que sigo siendo sin querer.

Me siento enfermo, me siento dentro de la encrucijada, me hallo en vela contemplando el horizonte, es enfermedad de amor o desamor, si no es que será lo mismo, y oigo venir la avalancha de nuevas consecuencias, de nuevos hechos que me separan de mis ideales, de mis sueños de mi salvación. De ella.
Pedí mi redención, pedí el cambio y la mejora, intente concienzudamente (en fe de erratas) dominar el instinto, encausar el sentir que me embarga la ausencia de dos, el silencio de uno, pero me fue negada, fui desechado entre el olor de amargas rosas. Con una sonrisa me lo dijo.

Después de tanto pensar, de tanto esperar y confirmar dentro de mí el deseo de confesarme ante ella, todo fue inútil, tan rápido y fugaz, después de tantas noches de tantas palabras dichas a medias y de tantos sueños, fue tan sencillo decir No.
Fue tan determinante, no dudo, no parpadeo ni se inmuto, domino toda la situación fue implacable, ante mi que solo la observe.
Como tribunal que condena fui reducido al orden, en silencio asentí, aunque mi corazón gemía a gritos de injusticia, fui relegado a segundo plano tan rápido que no pude ni darme cuenta.

Su sentencia es irrevocable, su Veredicto acaba con mi platonismo de amores secretos, su palabra condena mis expectativas, resuelve en definitiva la petición, el ensueño y los besos que no le daré; y no se que sucede conmigo que no reclamo, que no me defiendo, será que perdí las palabras, que se las comió el viento, que las borro ella con sus ojos infinitamente profundos, será que perdí así de fácil todo lo que desee, acaso se puede perder tan pronto la ilusión, será que no puedo defenderme de la soledad y que sigo siendo victima de los Veredictos de otros, de Ella.
Donde como y cuando, porque intente ser, cuando ya no soy, para que asirme a ella cuando nunca ofreció su mano, porque conformarme a su sentencia, porque suplicarle al tiempo, si el tiempo solo termina mi existencia, pedí la redención y me fue negada, confieso que el intento y fallo ya me hartaron y la soledad se empieza a apoderar de mis sentidos en muchas formas, ahora su nombre es cómplice de mis silencio y solo el olvido me espera por su decisión. Esta vez la soledad tendrá nombre propio otra vez y Yo suplicare por sosiego y esperare un consuelo para no morir.

Tomaste tu decisión niña, el Veredicto esta dictado, nuestra separación es lo único que compartiremos, es una realidad soy un condenado y Yo, solo tendré que decirte adiós, aunque no quiera. Gracias por el tiempo, pero esto es el último agradecimiento que escuchas de mi parte.

Enciendo otro cigarrillo, expelo el humo como intentado sacar de mi todo aquello que no soporto, aquello que escucho y nunca quise escuchar; me detengo miro, paso y continuo, sigo siendo el mismo, mas lento, mas cansado y con menos fe, pero el mismo aquel que ya no puedo ser, el que sigo siendo sin querer. Es Veredicto de disidencias presentes, Veredicto de desamor por una mujer.

Ya es de noche, el frio impera sin darme explicaciones….

miércoles, 14 de abril de 2010

El Teléfono Ya No suena

El teléfono ya no suena, y la noche sin palabras parece tenebrosa, su voz y sus palabras no hacen eco en mis oídos, el auricular mudo solo propone silencios largos y prolongados.
Veo el listado, cantidad de nombres, cantidad de números, cuanta gente y ninguna, contemplo el teléfono móvil que compre hace tanto y que tanto me gusto, ese tan caro tan nuevo, el color justo la versión exacta, la marca que frecuento siempre.
Si ese teléfono que rebosaba de llamadas, propias y ajenas, de ella de otras, ese aparato que tanto ansié tener y que compre sin diminuciones de precios o comentarios de terceros, este teléfono que ya no suena.

Leo los mensajes, interpreto al emisor con sus caracteres tan personales, leo, leo mucho los tantos que hay, todos esos que me enviaron, contemplo su opinión a por mi, les contesto de acuerdo a la situación, los halago o los insulto, les digo te quiero o te odio, les contesto por su interés en mi, les patrocino mis aventuras y deseos, les confieso mis debilidades, alardeo de mis potestades y distraigo el tiempo mal hablando.

El teléfono que ya no suena, me repito y duele (lo confieso), su silencio se parece al mio, creo que es el mismo, su antipatía a desplegar voces fuera de mi mundo me enferma, me conmueve en el sentido, me amarga hasta lo dulce, el teléfono que no suena me aniquila y aun no comprendo su silencio, su testarudez al no contestarme, al darme la espalda.

Veo el listado, los nombres y sus números, intento marcar pero no me atrevo, marco pero no contesta, hace tanto que lo tengo, hace cuanto que no lo uso en beneficio de mi persona, hace tanto que no me da una satisfacción real, una sonrisa verdadera un adiós comprometedor un beso a la distancia. Mi teléfono no suena y su silencio marca mi existencia, acalla mis latidos, cercena mis palabras las vuelve nulas, enmudece el corazón….
El teléfono ya no suena y todo con el enmudece, se enfría la habitación sin palabras, se oscurece mas la noche sin un adiós con promesa de un nuevo hola, me ahoga la ausencia de un porque, de por cuanto, desenmaraña mis bajos sentimientos de soledad y melancolía, no sirve tenerlo, no cumple su objetivo, su vos no suena su intención no llama, solo la ausencia me sujeta las manos, el teléfono que no suena es mi único acompañante esta noche de lluvia.

miércoles, 31 de marzo de 2010

Escritor

Que es un escritor, aquí sentado frente al ordenador reflexiono, quiero hacerlo, quiero encuadrarme y presentar mi situación, mi conciencia si aun tengo una, deseo hallarme y recordarme luego, pretendo eternizar siendo finito.

En la letania de confesar, de intentar hacerlo admito que escritor es la mente brillante que duda en su existencia, que se atreve a ver con ojos ajenos y sentir en carne propia, es la manifestación de lo invisible de la imaginación breve pero profunda, incipiente al suplicio ajeno, doliente del pasado frecuente al futuro, adverso al presente, un soñador con mucho que decir, de si de otros y de nadie.

Es la palabra tangente que compara, que juzga y repara, la frase que domina y frecuentan, la idea que vende y reprocha, la conclusión que desarbola lo oculto, la panegírica pretensión, el discurso fatal de los tiempos duros y la frase armoniosa que define un beso, un encuentro un suspiro pasional, es la complicidad y la traición de la mente, de la boca del cuerpo enajenado, del silencio que espera, del bullicio que ensordece de la indiferencia que agobia y cobija en rodeo de la realidad.
Es el sueño descrito en palabras, la visión nocturna que todos olvidan, la verdad oculta que la tiene en lápiz, en papel, es la mente que no olvida, el rencor que germina y la pasión que incinera, tantas cosas y ninguna.
El que escribe es el espectador de lo que pasa, el testigo del momento, la palabra precisa que doblega con verdad y a veces con mentiras, mentiras ciertas y verdades fraudulentas, es la primera ilusión del ser humano, la gracia divina perdida en falso edén, la palabra fulminante que hace temblar los cimiento de quienes leen, el testaferro de la humanidad….

Eso soy Yo, un escritor, un ser que vive en palabras propias historias ajenas, que vive lo suyo para contar lo de terceros, escribo por que es la razón de mis recuerdos…

Y Besaras...

Besaras los labios cubiertos de mentiras dulces, soñaras que dicen verdades
Emanciparas el deseo de alejarte y con ojos cerrados veras el pasado de dos siendo uno
Aprisionaras los suspiros en tu pecho y harán caso omiso tus oídos a la advertencia
Soñaras que eres quien eras
Que el es, quien antes fue
Y por un segundo, entre besos resucitados mujer, sentirás que valió la pena lo sufrido
Así y solo así podrás cerrar los labios dejando escapar aquel beso

Para abrir los ojos y encontrarte con el vacio de aquel que un día te beso
Con los labios cubiertos de mentiras dulces…

Asi recordaras mis labios repletos de mentiras que siempre quisiste escuchar.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Conclusión

Me he visto frente al espejo acusador, me halle cansado, con la vista perdida, justifique mi silencio con un suspiro, y ratifique la ausencia por un desacuerdo, me entretengo inventándola, creyéndola mía, desafío la razón con intermitentes sueños de compañía y holgazaneo soñándola en mis brazos.

Pero me repito, y me acuso y me contesto, puede ser…
Deberás será que la buena estrella al fin desatara los nudos de esta soledad?, será capaz la vida de brindarme otra oportunidad, será ella capaz de borrar la insipiencia de mis errores…
Quiero creer que si, quiero sentir que puede, me atrevo a decir que así será.

Será posible, el amor toco a mi puerta, será real lo estoy permitiendo, ya he girado la ruleta y espero con ansias ver el resultado de mis acciones, espero con y no con tanta paciencia la Conclusión y su respectiva replica, cual será el veredicto, cual será la decisión -la suya- . Porque yo tome ya una decisión.

Por eso me hallo cansado a espera de su voz, de su silencio intermitente que acabara con otros tantos silencios, todo seguirá igual, la única diferencia será que Ella estará total o desaparecerá total en esta que yo llamo Vida…..
En Conclusión eres la dueña del presente la única variante a esta supuesta tranquilidad.

domingo, 7 de marzo de 2010

Contradictorio

Tú eres el preámbulo de mi soledad, el inicio de lo sublime,
Eres la llave secreta que abre la puerta de mis sueños, de mis incertidumbres y mis aciertos, eres la variante a las noches oscuras y el sol que ilumina mis senderos, eres tu la que apacigua mis mares furiosos y al mismo tiempo eres la tempestad en mis sentimientos;

Eres el destello de luz, en la lejanía del océano, faro en la mar iracunda; y la sombra que oscurece mis pasos acelerados, mis dudas preterintencionales, Tu que te presentas sin aviso y te marchas sin preguntar, si aun te necesito, vas y vienes sin lastima de mis necesidades, y te conviertes de poco a poco en la mayor de las mismas. Mi única respuesta.
Eres el inicio de mi felicidad y el fin de mis ausencias, tu eres el karma que me mantiene atado a la encarnación y el dharma que libera mi fluctuación al espacio infinito, eres el sueño de mis noches de verano y la canción que sublime me intriga el corazón, eres los besos y las caricias, eres el preámbulo de mi soledad, el inicio de lo sublime.

Si, eres todo eso, lo bueno y lo malo, lo sublime y aberrante, y me pregunto hundido en dudas, como puedes ser tantas cosas, como ser dos conceptos con definiciones diferentes, como ser dios y satanás al unisonó, como pertenecer al mundo de lo contradictorio…

Y me tranquilizo y me aumenta el palpitar cuando lo entiendo, que eres tan humana como Yo, que estas llena de contradicciones, porque así te encuentro parecida a mi en lo mas intimo del espíritu, confundida, perfectamente humana llena de vacilaciones, cargada de preguntas sin respuesta, tan humana, tan parecida a mi, tan necesaria en mi, por eso amo la contradicción de tus actos, es la causa de mi necesidad de verte, de hallarnos culpables los dos de no ser perfectos, de ser iguales, de necesitarnos mutuamente para confrontar al realidad que nos reclama los resultados.

Eres la soledad que me espera y la compañía que me aguarda, eres la consolidación de lo que ignoro, eres todos y ninguno, eres la contradicción que espero incluso sin saber a donde me llevara, el sentimiento que deseo muy a pesar de los miedos.

Por eso lo admito, Eres la contradicción que revela lo oculto, y las dudas que llevas Yo las resolveré con mis inventos y las carencias que Yo cargo, solo tus actos las desarbolaran enseguida. Eres la contradicción que confirma mi humanidad y la alegría de saberme incompleto se agranda al encontrarte parecida a mi, en contradicción humana.

Tu eres el preámbulo de mi soledad, pero eres la salida de las frías carencias, eres la contradicción que reta a mi lógica, y la maraña que enreda mis costumbres confundiéndolas con tus gustos, el prefacio de un beso sublime y la intuición de la sonrisa concienzuda, eres tu la llave que desata la tempestad para luego regalarme la calma, eres tu la humanidad que deje alquilada y que hoy regresa, el prefacio de mi claridad y el retorno a las pretensiones de progreso de complicidad de amor, si tu perfectamente humana llena de vacilaciones, cargada de preguntas sin respuesta, tan humana, tan parecida a mi, tan necesaria en mi; eres la niña que confirma el preámbulo de lo que ya no será nunca mas en tus brazos, adiós a la soledad, ella ( tu niña soñada ) ya estas aquí y no fallare en admitirte que ya te Quiero…

domingo, 28 de febrero de 2010

Entre Tanto....

En el mundo de los humanos,
la tierra tiembla bajo nuestros pies, en el oscuro empireo
la Luna llena nos inunda con influjos,
pero en mi Corazon tu Nombre y tu figura en mis sueños todo lo arraza....!
Cuando sera el dia Niña, cuando te daras cuenta...

Entre tanto sere Yo, quien continue la letania de convencerte,
de esperarte, de quererte,
solo,
no te tardes
solo,
no me ignores
porque entre tanto y tanto, un nuevo Amor puede quitarme la Ilusion
de abrazarte cuando tiemble
de besarte a la luz de la Luna Llena.

En el mundo de los Humanos, solo estoy Yo, esperandote a Ti.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Una Pequeña Historia de Amor...

El verdadero amor…
El amor que se da sin condición,
No se busca…
El llega sin invitación ni promoción…
El no se vende sólo por satisfacer un solitario corazón…


El verdadero Amor se inventa con miradas comprometedoras
Se teje con sueños de añoranza
Se consolida con besos pasionales
Y se descifra en complicidad
Eso es Amor, lo que no entiendes pero deseas con todo el corazón!

¿Y si los sueños te confunden...?
¿Y si los besos se disfrazan...?
¿Son reales las miradas...?
¿Y si la complicidad que te envuelve solo es para engañar el corazón y agregar a tu lista una más para el trofeo de tu propia satisfacción...?
¿Cómo sabes si es real el amor que se inventó con la complicidad de dos cuerpos y los besos llenos de pasión?


No mentía mi corazón en la cama
No engañaron mis ojos descifrando el espectro
Se ensalzaba el deseo en mi cuerpo
Y mi alma irreprensible contagiaba suspiros
No había engaño era Amor pleno...
Momentáneo tal vez
Fugaz pero cierto
Pero real, intensamente real, por un segundo o un siglo
Si es igual
Pero fue Amor Sincero de mi parte... ahora la cómplice
Sabrá su oscuro pecado si falto a la promesa

No supiste expresar las intenciones de tu corazón,
Se te olvido que estaba a la defensiva
Y se mostraba difícil la creencia de los mensajes transmitidos
Con tus miradas fijas y penetrantes,
Con tus caricias ansiosas de satisfacción...
Tus suspiros siempre fueron confusos
Algunos los sentía tan cerca, tan reales...
Y otros eran vacíos, distantes...
El amor se vuelve difícil de creer cuando han herido,
Cuando han fingido...
Y a ti se te olvido como transmitirlo
Sin acudir a la necesidad del cuerpo...
Yo no falte a la promesa,
Yo di amor más que mi cuerpo vestido de pasión...
De ti cómplice espere más
Más de lo que pude imaginar,
Y al pedirlo huiste sin ninguna explicación...
¿Entonces dime quien es el que guarda el oscuro pecado en su corazón?
¿Quien fue el que realmente falto a la promesa de amor?


Quien rompió la promesa....
En la incursión a tu cuerpo en la sombría noche de besos rotos
Quizás dude de la veracidad
Tal vez tuve miedo de acercarme a ti, los viejos fantasmas de mis
Fracasos susurraron a mis oídos que te abandonase...
Que faltara a la promesa de sangre de pasión que fragüé en tu boca
A las miradas y suspiros de cuerpos necesitados
Y si los pasados errores tienen consecuencias los admito
Pero negar a sentirte, a palpar tu ser jamás paso
¿Huir de ti? Solo me escondí en tu sombra para aplacar la incertidumbre
Incluso la traición ajena no permitió en mis entrañas abandonarte
Por eso el fallo en compartido, por eso somos cómplices
Porque erramos en el pasado, distantes uno del otro
Pero el presente fue revelación mutua
Y si falle, o si fallaste el pecado consabido tiene tintes de adiós en
Nuestros oídos....
¿Quien rompió la promesa dices? Tal vez fuimos los dos…

Si... tal vez fuimos los dos...
Nuestros tantos desamores nos embaucaron los sueños de amor...
¿Recuerdas como sonreíamos con aquellos infelices que nos daban migajas de sentir...?
Nos sentíamos honrados por ser de aquellos que no les importaba nuestro sufrir...
Ellos no supieron las lágrimas en silencio que brotaban en las noches donde la luna era opacada por un cielo nublado del rencor adolorido que surgía porque no podían amar con la misma intensidad...
Intensidad que emanaba nuestro cuerpo con sólo el teléfono sonar...
Por sus desprecios, nuestro corazón fue diagnosticado en estado vegetal...
Latía si, pero dejo de sentir
Perdió cualquier esperanza de que en el volviera a existir
Las ansias de amar, el deseo de conquistar...
Lo creí perdido hasta que te conocí...
Apareciste en mi vida mejor de lo que alguna vez imaginé
Mejor de lo que ingenuamente soñé...
Pero tu mismo temor y la defensa a muerte de mi desvalido corazón...
Hizo que se perdiera la magia donde lo nuestro nació...
Si, lo nuestro, porque tu mirada gobernó mi pensamiento y quiso conquistar mi corazón...
Lo nuestro, porque tus besos tatuaron mi cuerpo de un sentimiento del que yo huía por temor...
Y tus caricias calmaron mi deseo y no solo de satisfacción...
Sé que tuvimos un momento donde realmente hicimos el amor...
Mi amor... ¿Qué fue lo que nos pasó?
En que momento fallaste... O mejor dicho... ¿En que momento falle yo?
Tal vez fui yo porque si me enamoré y te dije que no por temor...
Tal vez fuiste tú porque no supiste como defender un verdadero amor debido a las heridas que causaron aquellas que te llenaron de ilusión...
¿Cómo se rompió la promesa que nunca expresamos por miedo al amor?
Que irónico... ¿No?

Lo acepto, llegue incompleto a tu costa, margine el error con mis pasiones
La caída de mis sueños despertó en mí las audacias que enamoraron tu mente, tu cuerpo
Pero ¿Regocijaron los mendigos sueños tu corazón cansado de latir por nada?
¿Resucite el muerto sentir con fatiga prestada y disipe con calor humano la fe rota de dos humanos que amaron de más al amor humano...?
Solo tú lo sabes, solo tú lo has rezado en silencio…
Si lo se, lo entiendo las noches oscuras de viejos anhelos, las madrugadas frías de lunas grises
Los matices de antiguos rencores remendados, pero advierte lo que digo:
Fue en tus manos el cobijo de mi rota esperanza
El único motivo por lo que los vicios del camino, desaparecieron (momentáneamente)
Porque todo, absolutamente todo
Cambia, porque tú cambias, porque Yo cambiare
Y digo momentáneo no por frágil o pobre caducidad de mi parte si no porque advierto en ti
Revelación profunda de que entenderás que no puedo regalarte lo imposible
Que el tiempo no lo mando Yo
Que la promesa estaba rota antes de que llegáramos,
Que las lagrimas solo con sangre puedo pagártelas…
Lo admito, robarte el aliento me dio aliento nuevo, besarte, regalo nuevos besos
A mi historial
Tenerte me hizo nacer de nuevo…
Pero naces para morir y mueres para nacer de nuevo!
Solo eso pude entregarte, y si el dolor es la conclusión de nuestro encuentro declárame Culpable…
Culpable de quererte en sufrimiento
Culpable e intransigente de amar sin medidas elevadas, más que saberte linda, soñarte linda
Joven o cansada, entregada o la defensiva; como quieras como quiero…
Solo eso pude ofrecer en mi intento de prevalecer al engaño ajeno, engaño que nos privo a los dos de ser felices juntos.
Reclama, grítame, llora y duerme….. Tendrás razón absoluta, solo piensa que fui Yo, quien en sombra de muerte renació en ti un Amor fugaz que nos permitió una Noche mas…
Adiós Amor………….. Duerme Ya!

Antes de decirte adiós y enterrar esta historia de amor
Déjame decir lo que no creí volver a sentir...
Te quiero... Y pude amarte no lo niego...
Déjame agradecerte el cobijo de tu cuerpo...
Tus besos y tus caricias hicieron de mí una mujer amante, mujer amada...
Después de mucho tiempo en sufrimiento...
Déjame declararme también culpable, porque lo somos los dos
Tú por prevalecer al engaño ajeno...
Y yo... por creerte el príncipe azul de mi cuento...
Ahora mi amor... nos toca perdernos en el tiempo
Y si el destino es traicionero o la misma casualidad juega con nuestro anhelo...
Esta vez no nos engañemos y seamos sinceros a nuestros verdaderos sentimientos...
Sea rencor, cariño, odio o aquel inconcluso amor...
Adiós mi amor...
Que quiero verte por última vez en mis sueños...
Duerme también para poder tener el valor de perderte...
Para poder despertarnos en un hermoso mañana
Y su brisa sople nuestro viejo anhelo...
Y lo pierda sin dejar rastros en el viento...
Para así permitirnos el más puro y bello sentimiento...
Aquel que se da sin condición,
Aquel que llega sólo sin necesidad de invitación ni promoción...
Aquel que no se vende por satisfacer un solitario corazón,
Aquel que irónicamente causo heridas sin ninguna intención...
Para permitirnos aquel viejo sentimiento que le llaman AMOR...



Angel Ricardo Ramirez / Mariela Reneé García Vélez
(en perfecta colaboracion)
http: //angelneliell.blogspot.com/
Febrero 22, 2009
22:23 horas

Aclaramos que son diferentes historias, reales sí, pero con desenlaces diferentes. Al unir nuestros pensamientos, palabras o versos, creamos tal vez, lo que hubiésemos querido de respuesta de nuestra contra parte... Lo mejor conocido como: "Deseos de cosas imposibles..." pues es muy rara la vez que escuchamos justamente lo que queremos escuchar... Siempre es mejor... o peor de lo que podemos imaginar... Escribirlo... fue como soñar despiertos... como dije... Sólo son nuestros anhelos planteados en verso...

domingo, 21 de febrero de 2010

RUTINA

Entre risas y comentarios, entre humo de cigarrillo, en el sorbo de una cerveza, en la platica necesaria y los chistes sin sentido, me sentí tranquilo de lo que pasaba.

Los pasos ajenos, la canción de antaño, la guitarra que suena y el nudo de mi corbata, he pensado y no sin mucho esfuerzo, que las cosas marchan bien.
El start(e) de mi auto, la estación de la radio con el estribillo que conozco y el rojo del semáforo me indican que llevo el camino correcto, que todo sigue normal.
El embrague hasta el fondo (decía mi padre con sus instrucciones de manejo), las luces medias, la gente que transita, los ladrones que roban, las estrellas que brillan, todo sigue igual, no me aflijo, no titubeo.

Es la rutina, la de siempre, la de nunca que hace de las suyas en mi, en todos, en ella la Que espero, en la otra, la que abandone (o que me abandono), es rutina de sentirse bien, de sentirse completo.

La cuenta con dinero, el efectivo en la billetera, el debito tranquilo, el banco que nunca frecuento, la cajera que me sonrió y no salude, si el mall de siempre sin parqueo cercano.
Mi teléfono suena y Yo contesto, la voz habla yo respondo, el despertador a las 6 45; la entrada a las 8 00 y los Buenos Días convencionales aun convencen, el ascensor en espera, la puerta que se abre, mi escritorio desordenado, el libro a medio leer y las leyes marcadas con color amarillo fluorescente pero abandonadas, las cosas marchan bien. Ya arreglare lo del titulo de Profesional…

Pero me miento a veces, solo por costumbre o por obligación y siento que no estoy en el lugar correcto, que no miento tan bien como creo como creen; y las cosas comunes me parecen distantes y la llamada difusa y la comida insípida me recuerdan que así ha sido siempre.
Pero miento, si miento, porque no esta aquí, porque aun no la convenzo de quererme, porque aun duda de mis intensiones, miento al decir que todo va bien porque no he probado su boca y sus labios, porque aun el abrazo es distante, porque mi corazón aun resiente la lejanía cuando la llamo por la noche y el adiós no es tan romántico como espero.

Aun no me ama, y asi las cosas no pueden ir bien, por eso,porque que sigo siendo un desconocido para ella, pero incluso ahora que miento tan bien como puedo Yo aseguro que hare lo posible por conquistarla y regalarle todos mis días comunes y corrientes con todas sus facetas de las cosas marchan bien, todo sigue normal, asi la felicidad que Yo busco, la felicidad que se merece, mis risas y mis comentarios, mis cigarrillos, mis chistes, la vos que suena y que contestas, las viejas cartas, los nuevos sueños los paisajes que inventare, las nubes que imaginare con formas, las noches tibias serán todos de esta niña magnifica que he descubierto, la que es aunque ya no sea la que fue, la que busco aunque ya la había encontrado.

Ahora que lo se,
Puedo decir tranquilo

Que entre risas y comentarios, entre humo de cigarrillo, en el sorbo de una cerveza, en la platica necesaria y los chistes sin sentido, me sentí tranquilo de lo que pasaba, pronto serás mía niña de mis sueños.

domingo, 14 de febrero de 2010

Otra fecha más

Pasan los días, pasan semanas, fecha tras fecha las horas hacen de las suyas, cuantos calendarios habrán pasado desde la ultima vez que tuve la molestia de fijarme en uno, cuantas lunas me he perdido, distraído con la televisión o el internet; es cierto me percate del frio de noviembre y los abrazos en mi cumpleaños y de los cohetes tronando en concatenado bullicio a todo pulmón las 24 horas de un 24 de diciembre, si es cierto pasaron pero no les preste demasiada atención. Solo pasaron.

Ahora resulta que el calor impera desafiante quemando cabezas, y todo sin discriminar (incluso genero, el “femicidio” esta de moda), y que febrero ahoga sus deseos de permanecer a media quincena. Y aunque en este país no hay estaciones marcadas, le llaman de la Eterna Primavera aun cuando en mis 26 años no he experimentado realmente que es una primavera distinta a un julio, o un agosto, pues dicen los carteles y la publicidad que el mes del amor (como si no fuera poco ya decirle primaveral) esta latente y las ofertas de telefonía móvil compiten con los comerciales ridículos de ramos de rosas y dentífricos para dar besos mas sutiles, y chocolates que obligan a reconciliaciones, algunos conmueven otros son motivo de nauseas, pero la gente quiere comprar y los capitalistas vender es un mundo justo si lo quieren ver así.

Desde hace mucho, quizá nunca fui promotor del denominado Día Del Cariño o St Valentine`s Day, para los alienados de EEUU; nunca necesite de una fecha para decir Te Quiero o Te amo, ni me aferre a chucherías y bisutería para ganarme el aprecio o la buena voluntad de terceros, no, no le he sido, prefiero la franqueza cruda e imperdonable que no precisa de elementos de marketing o industria consumista de la que todos quieren ser parte, No creo en el día, es Otra fecha más, no creo en la fecha no alucino con fuegos fugaces que restauren o resuciten la pasión, no lo creo y lo siento por la apatía que supongo creerán destilo pero no es eso, digamos que no esta en mi participar concienzudamente en algo trivial, mixtificado por la pueril necesidad de demostrar lo que es ya dado por hecho, el Amor existe, la Pasión intensifica, el Perdón agasaja, la Reconciliación magnífica el deseo y los Besos ha estado y estarán, y no exijo prescindir de la algarabía participare y departiré con todos el día, pero no me pidan creer que es mas, que presupone un plus ultra, dentro del marco de la sociedad, regalare tal vez un presente (porque la Ilusión, siempre tan necesaria también me embarga) pero tal vez no lo haga puesto que no intuyo cambio en el hecho, comeré, beberé, mandare el típico mensaje a ella quien me intriga, pero no me pidan, y repito hacerme pensar que el dia cambiara el devenir de las consecuencias.

Pasan los días y No, no me pidan que crea que hoy es mas importante que ayer para querer, prefiero ser todos los días amante de mi amor, creo que todos los días puedo querer mas y mejor, que todos los besos son infalibles, que todas las caricias las de hoy y las de mañana causan el efecto en ella, que los versos de mi boca la enmararan igual anteayer que mañana, que el caudal de mi pasión en perpetuo y no limitado a un día como hoy; no realmente no creo que hoy sea mejor día para amar.

Las cosas pasaran por el simple flujo de la corriente dinámica que es la vida.
Para Mí el 14 de febrero es Otra fecha más.
Lo siento Cupido…….

La querré igual hoy, de lo que la querré mañana. (Mas ahora que estoy soñando con ella).

miércoles, 10 de febrero de 2010

Premura

Hoy me descubrí viendo sus ojos, perdido, extasiado por lo infinito de sus ojos, me encontré definiendo sus facciones e investigando sus labios, previendo una sonrisa, y la alegría fue inmensa cuando sucedió –la sonrisa- claro esta.

Me halle contemplándola sin precedentes, calculando imaginariamente la distancia en besos de su cuello a su boca, midiendo fantásticamente sus facciones, delineando su figura con caricias de mi mente, de mi deseo, redescubrí el sabor de una piel trigueña en su existencia, del cabello recogido en sus hombros, me descubrí in fraganti ante la admiración de su persona, seda y terciopelo es su imagen.
Y me hundo en cavilaciones si acaso a sido Premura de mi parte el haberme hipnotizado por esa mujer que apenas conozco, cuando la razón me ha indicado que no debo, que no puedo; sin embargo su hechizo a causado intensidad en mi, fuego del que uno rehúye, pero que cuando te alcanza ya solo quieres incinerarte en su ardor, y con antelación me lo supuse pero hice caso omiso y la he contemplado a primera persona, y creyendo que será posible me acerco, la veo (y me ve), procuro entenderle y formar parte de su persona.

Fue Premura. Me descubrí viéndola, inventándola a mi medida, suponiéndola exacta en mi existencia, debe de ser, podrá ser me repito, pues en precognición subrepcista su cómplice mirada me ha visto, y en coqueto bajar de mirada a sonreído al hallarnos de frente y a emocionado mi interior; y quiero creer que el tiempo será mi aliado en la expectativa de hacerle entender que puedo ser lo que busca, que puede contar conmigo que terminara la mala sombra en mis brazos, que esta buscándome y yo buscándola.

Si, la alegría fue inmensa cuando sucedió –la sonrisa- claro esta. Sus ojos bajando la vista, sonriendo… Sonriéndome!

Si, me declaro culpable de hallarla exacta, me confieso atrapado en sus detalles, premura de un instante de un momento que no planee y que imagine posible mas no inmediato, Premura de un deseo de un beso, de una caricia, me propondré aceptarla, me obligare a que se enamore o bien tendré que buscar esa Premura en otra visión instantánea.

Cuando mi mano toco su cuerpo

En la oscuridad de una noche, vacile al susurrar en su oído un Te Amo, -pensé- no funciona no me escuchara, pase mi mano por su frente, la contemple toda ella ahí durmiendo tranquila, tan intima tan indiscreta, soñando quien sabe con quien, pero durmiendo conmigo, la observe toda, como un niño admira aquello que no conoce y ansía en su mente infantil descubrir lo maravilloso;
Me dedique a entenderla en su mudo lenguaje hipnótico, con reflejos ajenos de la calle dibuje su labios, los que tantas veces he besado, contemple su ojos, añore su cuello, tropecé en sus hombros y recorrí su cabello, suspire, intente halar el viento que era nuestro en esa habitación, conté sus latidos, me arriesgue a sentir pulso para constatar de que tuviera corazón, lo escuche si, latìa suave confiado, la entendí segura, protegida a mi lado y me sentí orgulloso de tal hecho, me recosté suavemente en su cercanía descifre su pequeño cuerpo de mujer, Cuando mi mano toco su cuerpo todo cobro sentido y el seguir allí esa noche tuvo mas propósito de mil noches anteriores.

Lo palpe con las manos. Sentí su esencia viva acostada dormida.
Ya no dude entonces, no susurre, lo dije a limpia vos en su oído, le dije Te Amo niña, le confesé el delirio, la agonía y el silencio que antes de su llegada me envolvía,

Le dije los nombres de aquellas que desaparecieron con su llegada, le narre mi preludio de nuestro primer encuentro, me confesé como homicida frente a su acusador, me libere de la carga de tantas vidas rotas que tuve que inventar para sobrevivir al mundo frio que afuera me esperaba, le dije todo.

Cuando las palabras cesaron en mi boca, solo el suspiro del sueño recorrió sin miedos la habitación oscura, fui yo solo Yo, el que hablo, pero el universo conspiro conmigo para que así fuera…
En la oscuridad de la noche, mi mano toco su cuerpo y entregue el espíritu a su misericordia, cuanto durará la felicidad no lo se,
Cuanto soportara la pasión, no lo se,
Cuando acabara la improvisación, no lo se,
Cuanto ella podrá amarme, no lo se
Solo se que Cuando mi mano toco su cuerpo esa noche oscura
Todo Yo, era todo de Ella.

sábado, 23 de enero de 2010

PASOS SERENOS II (Reivindicación, la Antítesis)

Ojala descubrieras a priori que tengo cuanto buscas, que pudieras encontrar enseguida aquello que no conoces por nombre y que ansias desde el momento en que te descubriste persona. Ojala vieras a través del cristal nefasto que la sociedad impuso entre las personas, y al engaño de las mascaras que privan el conocer la identidad de los que buscan y no se encuentran.

Si, sueño con la posibilidad de que me encuentres tal y como soy, cierto lleno de carencias pero consiente del cambio de la posibilidad de prosperar en tu compañía, de convertirme plenamente en ese que esperas, en ese que también deseo ser.
Y lo acepto, tienes razón en tus dudas y reservas; porque por mucho tiempo me comporte trivial y negligente, he practicado la indiferencia y me he inclinado a lo destructivo, te doy la razón de que dudes de mis intensiones, ya que he hecho temblar vidas de terceros por la simple carencia de recursos para obtener felicidad pura, pero hoy quiero que sepas que he resultado herido tantas veces por jugar a la vana pasión sin espíritu y que me precipite al desbalance para justificar mis errores y los ajenos, pero ansió que sepas que no he perdido la claridad del deseo que me convierte en aquello que necesitas (y que necesito porque tenerte me reivindica) y que también deseo aprender en tus brazos lo que la vida me negó.

Rezo a mi manera por el instante en queme descubras sincero, lleno de posibilidades para entregarte la vida y robarte los miedos con besos sublimes que te confiesen boca a boca lo mucho que te he esperado, la cantidad de veces que soñé con hallarte y estrecharte en mi pecho para liberarte de fantasmas pasados, que a mi también me han privado de gratos sueños de sublime humanidad compartida.
Ojala me dejes aparecer en tu vida y marcar el inicio de nuestra mutua armonía, solicito el instante en que descubras en mi mirada que soy Yo, ese que buscas desde siempre y que sueña con redescubrir en tu cuerpo lo que ya sabe y nunca aprendió por ciega pasión y así se cure con delicadeza las heridas del pasado con rumores de amor en mis oídos con tus palabras con tu aliento y tus suspiros, para dejar creer que la vida es mas que pasos hacia la muerte, para que con tibias madrugadas encontremos cobijo uno en otro fundidos en abrazos en besos tiernos y pasionales; ojala detengas el momento de mi desaparición con tu existencia de Mujer y pueda yo estar completo para realizar lo que tus ojos desean descubrir, que seamos cómplices en el cumplimiento de nuestra perfección.

Ojala descubrieras a priori que tengo cuanto buscas, que pudieras encontrar enseguida aquello que no conoces por nombre y que ansias desde el momento en que te descubriste persona. Ojala vieras a través del cristal nefasto que la sociedad impuso entre las personas, y al engaño de las mascaras que privan el conocer la identidad de los que buscan y no se encuentran.

Déjame contemplar el mundo desde tus ojos, arróllame con tu vida con tu historia, déjame ponerle un nuevo inicio a tu existencia.
Lo juro soy ese que buscas ese extranjero en tierra ajena que divisa un hogar en tus costas, aquel que nació para encontrarte y se esfuerza a superar la condición de soledad que nos hemos impuesto por viejas cobardías preestablecidas por ciegos que pretenden guiar a otros y no llegan a ningún lado, y si aun dudas de mis sentimientos créeme que mucho me falta pero que en tu compañía creceré confiado que es lo correcto porque mi interior me indica que eres tu mi pequeña, la pieza que completa mi diagrama. Los Pasos Serenos que nunca quise dar o que di en dirección errada, cerrándome por mucho tiempo a conocerte a descubrirte y amarte.
Y ahora lo entiendo, que te quiero, si con amor infantil y con pasión de hombre por una mujer, con confianza en el solo hecho de una verdad tan simple que me negué a creer toda una vida hasta hoy el día que decidí descubrirte frente a mi, tan cerca y tan lejos, y que hoy confirmare con caricias que no podrás ir nunca mas lejos porque desde ahora estas ya dentro de mi.

Hoy lo he descubierto en tus ojos, ojala tu lo descubras en mis palabras y lo confirmes con un beso.

PASOS SERENOS I (Nihilismo, La Tesis)

Despabílate Amor resuenan las palabras del poeta en voces ajenas, voces que escucho a lo lejos, voces de gente que no entendió nunca pero usa flagrante las palabras, despabílate le dicen, corren a lo incierto y luego se quejan, como muchos, como hice yo a veces, pero hoy muy a pesar de mis pasados intentos no estoy de acuerdo con la idea, hoy por el contrario le digo al Amor serénate compañero, aguarda en tu lugar inmóvil, déjame respirar y permíteme soñar sin influjos ajenos, sin nombres de otras, déjame suspirar por plena necesidad pulmonar y no con siniestra intensión platónica, quiero ver las estrellas del empíreo con tinte científico y descomunal no con matices de sueños de compañía, contemplar las flores por mera curiosidad y no con deseos de regalo empacado por pago de mendicidad. No quiero su nombre no busco expresión.

Pasos Serenos compañero, pasos seguros por tu seguridad por la mía, no comas intrigas, no me lleves por el sendero de lo improbable, no me obligues a romper mis alas; por que las necesito para volar alto. Seamos estoicos te propongo el trato, no caigas en la tentación de los ojos, en la falacia de eternizar cuando somos mortales. No anhelo sus sueños. Date cuenta que la vida siempre fue y es una y más pasos hacia la muerte.

Corazón déjame estar tranquilo, ayúdame solo a vivir no a esperar, tranquilízate ante su presencia, no oscurezcas la verdad en mis ojos borrando imperfecciones humanas con visiones angélicas de edenes ficticios, complácete en tu propio beneficio no trabajes para otro que no seas tu, no malgastes poesía en absurda elegía, no me dejes hablarle mas de la cuenta, voltea la mirada a lo que no te incumbe y no arregles el mundo para alguien que no dudará en descomponer lo que entero le fue entregado, sueña, sueña mucho pero no con epifanías románticas, sueña con lo científico y el progreso de la plenitud, omite en sus ojos los destellos de una ficción, escucha atento sus palabras y delata las mentiras, no las cubras por ilusión, no justifiques lo injustificable y no perdones cuando no te perdonan, prohíbeme suplicar, detente al detrimento de tu dignidad, recuerda que todo lo pudiste solo y que la compañía es reemplazable siempre porque ninguno de nosotros en esta vida ha sido imprescindible por multitud de sujetos desiguales, no corazón no te engañes, no cantes por subrepticio embrujo, no cruces las puertas prohibidas, los antojos de primavera, no comas sobras de amor, escóndete, respira poco, detente al latir y hazlo solo para mantenerme vivo, déjame existir para mi y no por alguien, aléjate al silencio asceta, pernocta por adrenalina, desvélate por emoción no me quites el sueño en nombre de alguien, susúrrame que seré poderoso y grande en mi actuación de vida, que los errores son míos y no consignados, has de nuestra mancomunidad una ganancia con plusvalía y no una perdida compartida con alguien que no duda en irse.

Corazón déjame estar tranquilo, ayúdame solo a vivir no a esperar, tranquilízate vivamos rigurosos a nuestro antojos, no me lleves por el camino de la ilusión imparable, no me obligues a llamarle, a soñarla a quererla, abras las puertas prohibidas, No te Despabiles Amor, Serénate y te recompensare con mis éxitos propios.
Duerme Corazón, pasos serenos.

Epifania?

Hoy desperté con la necesidad de decir te quiero, aunque en soledad no signifique mucho, con ganas de decir te extraño aunque no hay nadie, de soñar aunque no dormía.

Dile te quiero al espejo, extraña el extrañar a alguien, sueña con ojos abiertos, vive como mortal limitado que eres. (Me susurraron al oído).

HA PASADO EL TIEMPO

Ha pasado tiempo desde que te marchaste, habré dado tantos pasos en muchas direcciones intentando no encontrarte no verte, por eso fui de ojos cerrados tantos días, cuantos caminos he rondado y todos mis senderos fueron difíciles por que ya no portaba la fe conmigo, cada paso me trae hasta este punto, y sin mucho deseo de devolver pasos a veces de vez en cuando volteo para hallar tras de mi media vida, muchas vidas y ninguna.

Si, lo acepto que caminado y corrido muchas veces contra corriente para llegar al sitio que me propongo para frenar al mundo con mi utopía para aferrarme a la constancia al dinamismo de una realidad que no perdona ni espera por mi; e visto hacia arriba y encontré absorto miles de estrellas recordando que somos pequeños en un universo descomunal, grande tan grande que me sentí solo de nuevo.

Cuantos pasos he dado, cuantas caras habré visto cuantos labios bese y cuantos adiós dije y escuche, esta no es una canción de amor, es una resolución de mi persona, es el nihilismo del sospecha de un sentimiento, de un sueño o una añoranza que compre cara para mi desilusión, ahora recuerdo que tu eras muchas cosas y que esas cosas aun son, incluso ahora que no estas, incluso amor al amor, todo eso que era razón para sentir que sentía y ampliar el horizonte con una mirada del mundo con una razón auto suficiente para despertar por las mañanas.

Pero mi historia no fácil, y no es pretexto o excusa el decir que he errado, pero debo admitir que desee en realidad la felicidad, incluso en plena guerra de intereses me convencí de que prefería un beso a una cachetada, una ilusión platónica antes del reservado silencio de la ausencia, hoy podría pedir y reprochar si así lo quieren que fui el herido, el lastimado y engañado, pero cuantas veces engañe por beneficio propio y obtuve los resultados de engañar de engañarme aun cuando tuve a la mano todo cuanto pude necesitar para no desaparecer en ese instante, no, no es fácil la historia por que no son fáciles las palabras, y mucho menos los sentimientos, las revelaciones y las sensaciones que amotinan la sangre,(dudas de amor) no puedo describir las cosas que me movían en cada instante de tenerte, pero he fallado, falle en tu intento de olvidar por que aun te recuerdo, incluso a sabiendas que hoy no pensaras en mi, y quisiera vengarme y quisiera gritar y llorar para aplacar la insolente necesidad de justificarme, pero no lo hare pues creo haber reaccionado, y pretendo con mucho animo madurar y dejar atrás la cosas pueriles (incluso cuando eran de índole de adultos) los intentos de estar y ser.

Ha pasado tiempo desde que te marchaste, habré dado tantos pasos en muchas direcciones intentando no encontrarte no verte, pero fui obstinado al creer que olvidarte es la solución, y no, no puede ser así, porque lo aprendido es la paga de la realidad y dar cuenta de lo ocurrido me convierte en un nuevo ser, por eso si te olvido quedo condenado a repetir los errores que nos privaron una existencia juntos y no pagare dos veces un solo crimen, siendo asi mi conjetura y buscando las palabras en el umbral de mis salud mental, comprendo que siendo quien soy, quien fui el intento no tardara en aparecer, no faltara mucho antes de que se revele ante mis ojos otra nueva ilusión, por eso pongo en fuga mi sentimiento para alcanzarlo mas tarde renovado de indicios escondidos para una búsqueda que me alegre los días y me obligue a soñar por las noches.

Cuantos pasos, cuantos rostros, cuantos besos, hola y adiós, cuantos nombres y sonrisas inicios y finales.

No devolveré pasos, recorreré nuevos…

sábado, 9 de enero de 2010

Ese

Cuando Yo era Ese, siempre tuve explicaciones para justificar mis acciones, para promover en favor de ti mis actos, para exonerarte de cualquier falta, para olvidarme que rompías tus promesas, cuando Yo era Ese tenia las expectativas a tope y concluía todas las noches que debía seguir en la tarea que me había inculcado al seguirte, que podía verte a los ojos aun después de mentirnos ambos para en un intento desesperado las cosas siguieran funcionando dirán algunos, sobreviviendo digo Yo ahora que lo miro con perspectiva diferente, Cuando Yo era Ese segui tus pasos, volví míos tus excesos tus debilidades, cerca tus miedos con mis prevale cencías, puse el mundo de cabeza para que te sintieras cómoda, para que fueras tu y nadie mas que tu la que avanzara en este camino de espinas que la vida suele proponer como única opción, si, siempre hice todo para que oscuro mundo fueras mas claro por ti, para mi, para los dos……….

Cuando Yo era Ese, mis caricias eran tiernas, eran únicas e irrepetibles, eran tuyos los besos que a nadie di, los suspiros que provocaste son todos tuyos, las reacciones de nuestros cuerpos en complicidad excitaban mis sentidos, mi alma mi ser que vivía el mal llamado Amor desde otras perspectivas mas carnales, mas simples y sin embargo complejos por la situación que nos obligamos a pasar, por nuestros miedos por nuestras limitaciones humanas, por nuestros errores de querernos cuando en verdad no debimos, solipcista me aferre a la mentira; porque no pudiste ser solo para mi que todo tenia y todo perdió por apostarte a ti, que me ofreciste el cariño y el placer, pero nunca el corazón.
Cuando Yo era Ese, la vida parecía distinta pero no lo era, era igual que antes, igual que siempre, solo la ilusión de una existencia superior en tus brazos me hacía creer tales aseveraciones, y solo mí pueril mente fue capaz de aceptarlo como tal a pesar de ser siempre estoico, fui burlado por mis propios deseos y seducido por mis inconstantes ilusiones de felicidad falaz.

Cuando Yo era Ese, los besos nunca nos faltaron, las caricias se derramaban de la cama, los abrazos nos fundían en deseo, los suspiros eran los versos diarios y las miradas eran las muestras inequívocas de una complicidad deseada en lo secreto, Cuando Yo era Ese, sin duda era feliz, Cuando Yo era Ese, era el hombre que creía que el amor todo lo puede.

Ahora soy otro, uno mejor que ese, aquel que te quería.

En la Ventana

Cuando veo por la ventana, todo parece ajeno, la realidad sucede así tan de repente tan obstinada y fugaz, parece no darse cuenta que aun existo que estoy detrás de la ventana observando, esperando el momento.

El día que me entere que te había perdido aun te amaba ( no deje de hacerlo hasta hace muy poco), actuaba habitualmente, pensaba con delicadeza cual seria nuestro próximo encuentro; ansiaba besar tus labios y ver tus ojos otra vez para darle en consabido propósito a mi porque actual; la ventana me enseña muchas cosas, me indica que el tiempo pasa, que las personas caminan, que los vehículos aceleran, que lo pordioseros mendigan, que unos andan solos y otros acompañados, me recuerda que yo fui igual, que fui transeúnte y conductor, dueño y mendigo, solo y acompañado.

Desde aquí detrás del cristal de la ventana puedo ver todo o casi todo lo que pasa, oigo el viento soplar y el sol, derretir cabezas implacable como dios enfurecido, oigo y observa el devenir de las cosas, me abstengo de ser ellos, ellos con sus ojos de miradas perdidas, con sus bocas de palabras ausentes, con sus acciones de resultados ineficaces, los juzgo pero en parte soy igual, aquí viendo inerte desde la ventana, desde el muro de cristal que he puesto frente a mi y me separa de todo…..
Pero aunque lo se, no me despego de la misma, sigo aquí queriendo hallar en sus acciones, objetivos parecidos a los míos, intento acomodarme en sus fallos para abstenerme de cometerlos, me propongo ver sus lagrimas para ahorrarme las propias, pero no ha cambiado nada desde que estoy aquí observándolos siguen igual y yo no he cambiado en lo absoluto, eso debe ser predecible puesto que el universo en si es dinámico y la irresolución no conlleva sucinta revolución y comprendo que ser solo espectador no re inventara mi condición y que el motivo por el cual los observaba es por el simple hecho que nunca desee ser como esos haya afuera.

Ahora que lo se, ahora que recuerdo mis motivos, asiento que el momento estaba ahí antes de que Yo incluso llegara y que la isla (el vacio) que yo había fundado en la ventana era por decisión propia, enajenare el cristal, lo romperé en pedazos, inventare la alquimia para transformarle en salida………. Provocare el momento!

Cuando veo por la ventana, todo parece nuevo.